Jermaine Jackson
Jermaine Jackson, durante la rueda de prensa ofrecida en Viena. Roland Schlager / Efe

Los homenajes al Rey del Pop no cesan, pero también algunos de los más grandes se cancelan en el último segundo, como ha sucedido con el gran macroconcierto que se había previsto que tuviera lugar este mismo mes en Viena, cuenta la cadena BBC.

El tributo, que ha sido desarrollado principalmente por uno de los hermanos de Michael Jackson y antiguo componente de los Jackson 5, Jermaine, ha tenido que ser momentáneamente suspendido. El propio Jermaine ha ofrecido una rueda de prensa al respecto y ha explicado también las novedades en la web que se ha creado especialmente para el homenaje, The Tribute 2010.

"El motivo principal de la cancelación ha sido por culpa del ajuste de fechas. Muchos de los artistas que quieren participar tienen problemas para acudir a Viena y tenerlo todo listo en tan poco tiempo. Así que por eso hemos decidido organizarlo todo mejor y ofrecer el concierto en Londres, en junio del próximo año, unos días antes del primer aniversario de su muerte." ha dicho Jermaine a la prensa, añadiendo que la lista principal de los que participarán es de unos 25 cantantes y músicos que tuvieron algo que ver con su música y su legado.

Hemos decidido darnos ocho meses para organizarlo todo mejor"

El concierto originalmente iba a tener lugar el próximo 26 de septiembre en el castillo de Schoenbrunn en Viena, e iban a participar numerosos artistas contemporáneos, como Mary J. Blige, Chris Brown o la hija del mítico Nat King Cole, Natalie Cole, aunque los dos primeros no estaban todavía seguros de poder acudir.

"Con ocho meses por delante, habrá tiempo de que salga perfecto" ha declarado el hermano de Jackson, puntualizando que es posible que el macro concierto tenga lugar en el estadio londinense de Wembley, donde Michael actuó hasta quince veces durante sus exitosas giras en solitario.

Los organizadores del evento, World Tribute Productions, han dicho que devolverán el dinero a todos los seguidores que ya tenían su entrada comprada para el concierto de Viena, que eran unos 65.000. Cada entrada costó 512 euros, y se espera que el mismo lleno se produzca en el estadio de Wembley el próximo junio, si todo sale según lo previsto.

"Es una forma de despedir adecuadamente a mi hermano" ha escrito Jermaine en su web, debido a que la multitudinaria ceremonia que se celebró en el Staples Center el pasado 7 de julio no estuvo tan centrada en la música como se deseaba.