Manifestación contra la guerra (EFE)
Miles de personas se han manifestado frente a la Casa Blanca por el fin de la guerra en Irak (EFE) Archivo
Opositores a la guerra en Irak se reunieron para exigir el retorno de las tropas estadounidenses en un día de protestas en el que se ha unido la música, las consignas contra la guerra y el recuerdo a los muertos.

Más de 1.900 soldados estadounidenses han muerto y otros 12.300 han sufrido heridas en Irak desde la invasión de ese país en marzo de 2003. Las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses cree que la guerra ha sido un error y que las tropas deberían volver a casa.


Durante la manifestación se mostraron pancartas con las palabras "Bush mentiroso" y "Por el fin de la ocupación".

Bush se encontraba fuera de la ciudad, supervisando esfuerzos de recuperación de huracán Rita a su paso por Texas y ya reiteró el jueves que las tropas no regresarán hasta que "no termine la misión".

A las miles de voces de protesta se unió la de la madre de José Couso, el cámara de Telecinco asesinado en Irak.

"He llegado a Washington a unirme a estas madres, porque el dolor de madre es igual en todas partes", declaró María Isabel Permuy. "Esta es una guerra criminal y nuestros hijos han muerto por las mentiras de los políticos: el dolor de las madres iraquíes es también el dolor nuestro".

Permuy estuvo acompañada de Cindy Sheehan (ambas en la foto), la madre que inició una protesta en el rancho del presidente George W. Bush en Crawford (Texas) en contra de la guerra en Irak el mes pasado, y que insiste en ser recibira por Bush para que se retiren sus tropas de Irak.

Sheehan, cuyo hijo murió el año pasado en Irak poco después de ser enviado al conflicto, encabezó la marcha multitudinaria en contra de la ocupación estadounidense de ese país árabe.