Diez muertos y 72 desaparecidos en la inundación de una central energética rusa

  • Ocurrió en la central hidroeléctrica más grande de Rusia, en Siberia.
  • Las reparaciones podrían tardar más de cuatro años.
  • Las pérdidas pueden llegar a los 33 millones de euros al mes.
Vista general de los daños causados por el accidente ocurrido en la central rusa Sayano-Shushenskaya, en Siberia.
Vista general de los daños causados por el accidente ocurrido en la central rusa Sayano-Shushenskaya, en Siberia.
Ilya Naymushin/ REUTERS

Diez personas han muerto, once han resultado heridas y unas 72 están desaparecidas a causa de un accidente en la planta hidroeléctrica Sayano-Shushenskaya, la más grande de Rusia,  en la región de Jakassia, en Siberia, ha informado el ingeniero jefe de la central, Andréi Mitrofánov.

"Todavía estamos esclareciendo el destino de 72 personas", ha dicho el directivo durante una conversación con el primer ministro ruso, Vladímir Putin, quien acudió a la sede del Ministerio ruso de Situaciones de Emergencia en Moscú.

Vasili Zubakin, presidente interino del directorio de la compañía RusHydro, que opera las plantas hidroeléctricas rusas, informó a Putin de que las reparaciones en la central averiada podrían tardar "cuatro años o más", según la agencia Interfax.

Zubakin cifró el perjuicio de RusHydro por la avería en la planta Sayano-Shushenskaya en unos 1.500 millones de rublos al mes (33 millones de euros).

Un representante del consorcio RusAl (Aluminio Ruso) ha declarado que, en caso de cortes de suministro de electricidad, las compañías del grupo en Jakasia podrían producir unas 500.000 toneladas de aluminio menos de lo planeado.

Explosión en un transformador

El accidente, que se produjo pasadas las 00.00 GMT (las dos de la madrugada en la península española) de este lunes, es el más grave de la historia de la central Sayano-Shushenskaya, la mayor hidroeléctrica de Rusia, situada en el curso del río siberiano Yeniséi, uno de los más caudalosos del planeta, y con una potencia de 6.400 megavatios.

Según Vladímir Markin, jefe del comité de investigación de la Fiscalía, "debido a la explosión de un transformador de aceite se vinieron abajo el techo y las paredes de la sala de máquinas, donde se encuentran las turbinas, tras lo que ésta comenzó a llenarse de agua".

Los equipos de rescate han conseguido frenar la entrada de agua en la sala de máquinas y continúa la búsqueda de los desaparecidos.

Según la administración de la central, no se observan "daños visibles en la presa", de 245 metros de altura, 1.066 metros de longitud y de 110 metros de grosor en su base.

Al respecto, el ministro de Situaciones de Emergencia, Serguéi Shoigu, aseguró que no hay peligro de destrucción de la presa e inundación de localidades situadas curso abajo.

No obstante, el accidente en la central ha causado cierto pánico en los habitantes de las localidades próximas, que temen una inundación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento