De golpe, sin nada

Calcinadas.
.
.
EFE
Así han quedado las chabolas construidas en un invernadero abandonado de Níjar (Almería) donde vivían 200 inmigrantes de Senegal que se ganan la vida con la agricultura. El fuego, al parecer fortuito, se produjo el lunes sobre las 21 horas, cuando preparaban la cena. Se han quemado 4.000 m2. No ha habido víctimas. Cruz Roja les ha entregado mantas y colchones. Tras el suceso, las críticas: Chamizo, Defensor del Pueblo, pide viviendas dignas para el colectivo; Almería Acoge, una reunión con la Junta, y el alcalde de Níjar, ayuda del Gobierno. El titular de la instalación agraria ha sido denunciado por el Consistorio.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento