Dos encuestas del Ajuntament de Barcelona y de la Generalitat coinciden en un repunte en la inseguridad como preocupación. Además, la mayoría de vecinos de la capital pide mano dura en caso de celebraciones masivas como las del Barça, que acabaron con numerosos incidentes.

El 24,8% de barceloneses tiene la economía como gran problema

El Baròmetre semestral de Barcelona eleva a la segunda posición la preocupación por la inseguridad, con un 14,8%. Tras un aumento de 4,4 puntos, esta materia supera a los problemas asociados a la inmigración. Sin datos de victimización, el Ajuntament considera que esta evolución se puede deber a la crisis o el paro.

En Catalunya, también se observa un pequeño repunte. La inseguridad ciudadana preocupa al 7,9%, según el Baròmetre d´Opinió Política del Centre d´Estudis d´Opinió. Esto es un punto más que el trimestre anterior, pero la misma cifra que el año anterior.

Ante problemas de incivismo como los sucedidos durante las tres celebraciones azulgranas, la mayoría de barceloneses (64,5%) preferiría «reforzar la seguridad y castigar más severamente a los incívicos» antes de «trasladar las celebraciones fuera del centro de la ciudad», (opción del 28,3%).

La mayoría de barceloneses preferiría reforzar la seguridad y castigar más severamente a los incívicos

Con todo, la economía se consolida como la principal preocupación, aunque los ciudadanos comienzan a ver los «brotes verdes» de los que dudan los economistas. El 24,8% de barceloneses tiene la economía como gran problema (dos tercios cree que su estado en la capital es malo), mientras que en Catalunya la cifra es el 52%.

También crecen los optimistas. Por ejemplo, un 32,3% de catalanes cree que la cosa estará mejor en 2010. Pese a la crisis, los barceloneses piensan irse de vacaciones (62,2%, un poquito más), si bien menos al extranjero. A pesar de haber bajado la intención de voto del PSC y de la subida de la abstención, el consistorio se felicitó porque la nota en la gestión municipal es la «mejor».