El Ayuntamiento se va a poner las pilas en el tema de la movilidad. Al menos, si quiere cumplir los plazos prometidos: 120 kilómetros de carriles-bici listos para 2007. Es el Plan de Integración de la Bicicleta, que ayer presentó el Consistorio.
 
Con él, cruzar la ciudad de punta a punta en el medio de transporte más ecológico será posible pronto. Las obras de los ocho itinerarios principales, con 70 kilómetros, comenzarán la próxima primavera, según ha asegurado Urbanismo.
 
Los barrios unidos
 
Estas rutas, como ya contó 20 minutos, enlazarán Pino Montano con Los Gordales, San Jerónimo con Bellavista; Ronda Norte con el puente de las Delicias, Barqueta con el parque de María Luisa, San Bernardo con Torreblanca, puerta de la Carne con Palmete; el Prado con la Pablo de Olavide y la Macarena con Heliópolis.
 
Otras vías
 
Dentro de los barrios: Aprovechando las obras del Plan de Barrios, se incluirán carriles en las avenidas que sea posible. Las habrá en San Jerónimo, Pino Montano, Alcosa, Torreblanca, San Pablo, Tiro de Línea, Sánchez Pizjuán, Alvar Núñez...
 
Por el río: En la rehabilitación de las márgenes del río, junto a la Confederación Hidrográfica, se habilitarán vías por Miraflores y Ranilla; el antiguo cauce del Guadaíra; el muelle de Nueva York; la calle Betis; el Charco de la Pava; los parques de San Jerónimo, de Miraflores y de Alcosa, por la Cartuja, la ribera del Guadiana; el parque de Palmas Altas y el parque del arroyo Ranillas. En total, 46 km enfocados al ocio y al paseo.
 
Medidas de apoyo
 
Aparcamientos: Pondrán por todos los barrios aparcamientos para bicicletas con una capacidad total para 2.750 plazas.
 
Centros de asistencia: Ubicarán en tres zonas (estación del Prado, plaza de Armas y Santa Justa) centros de servicios a la bicicleta, con aparcamientos, toda la información de itinerarios...
 
Comisión cívica: Crearán una comisión cívica de la bicicleta con todos los agentes de promoción de este medio de transporte para incrementar su utilización por la ciudad.
 
El Ayuntamiento tiene ahora mucha tarea por delante y sólo dos años para llevarla a cabo. Un reto si se tiene en cuenta que hasta el día de hoy, en todos estos años,  en Sevilla no se han llegado a construir ni siquiera una decena de km de carriles.
 
Quitar de las calles de la ciudad más de 10.000 vehículos
 
Este plan y la entrada en funcionamiento de la línea 1 del Metro de Sevilla permitirá reducir el tráfico de la ciudad en más de 10.000 vehículos, según los datos que baraja el Ayuntamiento. Es más, confían en que los carriles-bici atraerán a más del 50% de los sevillanos que utilizan la motocicleta para moverse por la ciudad. Las vías ciclistas, excepto las del centro, serán carriles independientes de la acera y de la calzada. Además, en el 60 ó 65% de los cruces entre carril-bici y carretera darán prioridad al paso de este transporte limpio.