Willem Dafoe posa junto a su pareja, Giada Colagrande
Willem Dafoe posa junto a su pareja, Giada Colagrande

Con un auditorio casi al completo y con un recibimiento acalorado, llegó Dafoe al Kursaal poco antes de las 21 horas, acompañado por su actual compañera sentimental, la cineasta italiana Giada Colagrande.

Con una meteorología propicia, y no como sucedió el pasado año con Annette Bening, Dafoe fue recibido en la calle entre vítores por decenas de personas que se agolpaban a ambos lados de la tradicional alfombra roja.

Un actor mágico, de calidad extraordinaria y con una sonrisa que seduce tanto por su ingenuidad como por su perversidad

La actriz española Najwa Nimri, encargada de entregar la estatuilla del Donostia, calificó a Dafoe como "un actor mágico, de calidad extraordinaria y con una sonrisa que seduce tanto por su ingenuidad como por su perversidad".

Recordó que "Lynch hizo de él un ser despreciable en Corazón Salvaje; y Alan Parker le transformó en el héroe de Arde Mississippi".

Nimri evocó las dos anteriores visitas de Willem Dafoe a San Sebastián, la primera en 1988, para presentar La última tentación de Cristo, y siete años más tarde para acompañar el filme Victory. Por entonces, añadió la actriz presentadora, "Dafoe ya era un rostro popular, con instinto, curiosidad y a quien apasiona la aventura".

Una pantalla permitió recorrer en imágenes la carrera cinematográfica de Willem Dafoe (Appleton, Wisconsin, 1955), que dio sus primeros pasos como actor en la Universidad de Milwaukee, hasta que se trasladó a Nueva York, donde participó en varias compañías de teatro.

Tras casarse en 1977 con la directora de teatro Elizabeth LeCompte, debutó en el cine con la película La puerta del cielo, de Michael Cimino. Desde entonces ha participado en películas fundamentales de los grandes estudios como Platoon y Nacido el 4 de julio, de Oliver Stone, Arde Mississipi, de Alan Parker, La última tentación de Cristo y El aviador, de Martin Scorsese, o Spiderman, de Sam Raimi.

Pero también se ha distinguido por su intervención en proyectos del cine independiente de Estados Unidos como Cry Baby, de John Waters, Corazón salvaje, de David Lynch, New Rose Hotel, de Abel Ferrara, Tan lejos tan cerca, de Wim Wenders, o Basquiat, de Julian Schnabel.

NOTICIAS RELACIONADAS: