Diez años después, se desvela el proceso de casting de 'Gran Hermano'

  • Durante la presentación del proceso de selección para 'Gran Hermano 11' los responsables han desvelado detalles de los casting.
  • Este año se introducen las Fiestas GH 1.1 en las que parte del casting se hará en discotecas, anunciadas de antemano.
  • "Se nos han desnudado, cantado, bailado, contado chistes... hasta se hacen camisetas con la cara de Milá" aseguran las selectoras.
Mercedes Milá, en una imagen de archivo.
Mercedes Milá, en una imagen de archivo.
20MINUTOS.ES

Diez años después de su aparición en España y once ediciones después el mito se rompe, y son los propios organizadores del programa de telerrealidad más famoso los que ponen al descubierto el proceso de casting de Gran Hermano, que este año ha recibido 50.000 solicitudes.

Este jueves se ha presentado, con presencia de directivos de la cadena y la productora, Zeppelin, la presentadora, Mercedes Milá, y el equipo de selección del programa, el nuevo proceso de selección de concursantes que está llevando a cabo el reality show de Telecinco, que comenzará el 21 de julio en Madrid, para continuar por Málaga, Santiago de Compostela, Sevilla, Bilbao, Gijón, Zaragoza, Valencia, Murcia, Barcelona, Palma de Mallorca y Las Palmas de Gran Canaria.

Este año se ha introducido una novedad, y es que el programa organizará las Fiestas GH 1.1, o lo que es lo mismo, que varios equipos de selección del formato dispondrán sets de cámara en unas diez discotecas por toda la geografía española, donde los asistentes podrán someterse a una prueba de cámara relámpago para probar suerte.

Los concursantes Iván Madrazo y Orlando Breyner -ganador y finalista respectivamente, de Gran Hermano 10- estarán en esos castings discotequeros que se anunciarán de antemano.

Pero lo más interesante han sido los detalles internos y anécdotas de los diez casting que se han llevado a cabo hasta ahora, por los que han pasado 700.000 personas. En primer lugar, la directora del programa, Pepa Álvaro, ha asegurado que este año buscan "gente que quiera disfrutar de la experiencia de Gran Hermano, y no el hacerse famosa".

El proceso de casting, que actualmente está en manos femeninas (todas las redactoras que lo llevan a cabo son mujeres) acabará la primera semana de agosto. Para entonces habrán organizado citas de casting, en las que verán a mil personas diarias en diferentes hoteles, de cada una de las cuales serán seleccionadas unas 60, que habrán hecho una prueba de cámara.

En estos diez años hemos visto cosas surrealistas, emotivas y gente rara hasta para exportar"

Entre todas ellas, sólo cien lograrán llegar a la siguiente fase (pruebas médicas y psicológicas mediante), en la que tendrán que hacer una redacción manuscrita sobre su vida, que será tenida muy en cuenta para la selección de los candidatos y la reunión final de directivos, donde se elige a los afortunados que entrarán en la casa. Cuántos serán este año lo mantienen en secreto.

Pero ahí no acaba la cosa. Los más trasnochadores tendrán una oportunidad en las fiestas, donde las redactoras verán a unas 200 personas por jornada, de las que seleccionarán a 10, que se incorporarán al proceso de selección.

"En estos diez años hemos visto cosas surrealistas, emotivas y gente rara hasta para exportar", cuenta una de las redactoras de los casting.

"Una vez llegó un chico y nos dijo que había matado a su suegra para entrar en la casa de Gran Hermano y nos asustamos mucho. Luego resultó que había dicho en el trabajo que había fallecido para poder venir al casting", explica una de las redactoras.

"Se nota enseguida a la gente que viene con el guión preparado". Así que lo mejor "es ser tú mismo, porque el casting es muy largo, y si no, te van a descubrir", advierten las responsables de la selección.

Abordábamos a alguien y le preguntábamos si quería entrar en Gran Hermano y pensaban que era broma, o que queríamos ligar"

"Se nos han desnudado, han cantado, bailado, contado chistes... hasta se hacen camisetas con la cara de Milá", asegura una redactora, que advierte de que nada de eso sirve: "Simplemente tenemos que ver algo especial en la persona". A veces, explican, les hacen a los candidatos preguntas comprometidas o sorprendentes para ver sus reacciones y estudiar la naturalidad.

Hasta ahora también reclutaban gente en las discotecas, pero sin anunciarlo previamente. "Abordábamos a alguien y le preguntábamos si quería entrar en Gran Hermano y pensaban que era broma, o que queríamos ligar, porque además, luego les citábamos en un hotel", cuenta una selectora.

La crisis se ha notado. "No sólo nos han llegado más solicitudes que de costumbre, sino que hay mucha gente de la construcción", aseguran. Y, aunque no se buscan perfiles concretos, "siempre bromeamos con que se pueda presentar alguien de Urano".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento