El Vaticano ha ordenado a un equipo de investigadores que peine 229 seminarios de los Estados Unidos en busca de «pruebas de homosexualidad» y de miembros del clero que «disientan de la doctrina», según publicó The New York Times.

La Santa Sede publicará en las próximas semanas un documento que prohíbe el acceso de los homosexuales al sacerdocio. Después de los escándalos de pederastia ocurridos desde el año 2002 en ese país y que salpicaron a clérigos y hasta a un obispo, la Iglesia persigue ahora a la homosexualidad por su tendencia intrínseca a los «actos desordenados», según el diario estadounidense.

Los señalados en este índice sexual serán expulsados de la Iglesia católica.