Sube el número de mujeres que padecen problemas con las drogas

  • Ya son el 20% de los drogodependientes tratados por Proyecto Hombre.
  • La crisis dificulta su recuperación y su reinserción al no encontrar trabajo.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID
La Policía se incautó de cocaína como ésta. (ARCHIVO)
La Policía se incautó de cocaína como ésta. (ARCHIVO)

No hay un aumento considerable de los vallisoletanos que tienen problemas con las drogas, aunque sí hay un cambio en su perfil.

Al menos en los que trata la Fundación Proyecto Hombre. «El año pasado hubo más mujeres que nunca», reconoció su directora, María Paz de la Fuente.

«Ya suponen el 20% de las personas que tratamos», cuando en los años anteriores eran un número casi simbólico, reconoció.

«El mayor problema es que sus adicciones son más difíciles de tratar porque se suman otros condicionantes personales y sociales».

A pesar de este dato, los vallisoletanos que tienen problemas con las drogas siguen siendo en su mayoría hombres, con edades comprendidas entre los 25 y los 40 años y policonsumidores, es decir, que consumen varias drogas (cannabis, cocaína, alcohol...).

Además, a muchos de ellos hay que sumarles problemas psíquicos que dificultan la recuperación.

Con estos problemas, Proyecto Hombre trató el año pasado a 141 drogodependientes en diferentes programas. En ellos se incluyó también a sus familiares, un total de 290.

«Se ha incrementado el número, pero yo creo que es porque hay más conciencia de prevención», reconoció De la Fuente.

Nuevo proyecto

La última apuesta de esta fundación en la ciudad ha sido el programa D'quedada, un proyecto con el que trabajan con jóvenes de entre 12 y 16 años de Barrio España y que tiene como objetivo principal potenciar la integración de los jóvenes y fomentar un estilo de vida saludable.

En él han participado 11 jóvenes, payos y gitanos, que comparten entre sí una alta tasa de absentismo escolar, poca información sobre drogas y sexualidad y una autoestima muy baja con nulas expectativas de futuro.

«Lo que más nos ha llamado la atención ha sido la conciencia de grupo que han creado a pesar de ser gente muy heterogénea», aseguró la responsable del programa, Carolina Morejón, quien destacó la alta participación de las familias.

Dificultades actuales

Junto a los problemas habituales de los drogodependientes se suma ahora la crisis económica, una situación que hace más difícil sureinserción en la sociedad al no encontrar un trabajo después de rehabilitarse.

Eso dificulta también el trabajo de Proyecto Hombre, que debe alargar el tiempo de sus proyectos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID

Mostrar comentarios

Códigos Descuento