Al gimnasio por prescripción médica.
Usuarios de un gimnasio, en una imagen de archivo. RAFA MOLINA

El Ayuntamiento de Barcelona estima que entre 8.000 y 10.000 barceloneses en paro podrán acceder gratuitamente a las actividades en centros cívicos e instalaciones deportivas municipales, gracias a las ayudas que concederá el consistorio a partir de septiembre.

La subvención tendrá efecto retroactivo desde el 1 de junio

El teniente de alcalde de Hacienda y Promoción Económica, Jordi William Carnés, y el presidente del grupo municipal de ERC, Jordi Portabella, han presentado esta iniciativa, surgida a propuesta de ERC en un pleno de marzo y aprobada por unanimidad.

"Se trata de evitar el aislamiento de las personas que se quedan en paro y que se pueden descolgar de la sociedad", ha explicado Jordi Portabella. Estas subvenciones están dirigidas a personas empadronadas en Barcelona, que lleven en el paro un mínimo de dos meses, que el motivo del paro sea el despido o la finalización del contrato y que hayan trabajado un mínimo de 10 meses en los últimos tres años.

Las subvenciones están dirigidas a personas que lleven en el paro un mínimo de dos meses

Carnés estima que unos 40.000 barceloneses reúnen estas condiciones, aunque el ayuntamiento calcula que finalmente sólo se beneficiarán entre 8.000 y 10.000.

Las ayudas cubrirán el 100% de las cuotas de inscripción y de las mensualidades en las 42 instalaciones deportivas municipales y  los talleres de 51 centros cívicos. La convocatoria se abrirá en septiembre, pero la subvención tendrá efecto retroactivo desde el 1 de junio.