Salen a la luz unas fotos comprometedoras del primer ministro italiano Berlusconi

  • Las imágenes, que ofrece en exclusiva el diario El País, están 'secuestradas' en Italia por el fiscal tras una denuncia de 'il cavaliere'.
  • Antonello Zappadu es el autor de las polémicas fotos en Villa Certosa, propiedad del primer ministro italiano.
  • Han originado una investigación sobre el presunto uso indebido de los vuelos de Estado por parte de Berlusconi.
Las fiestas de Silvio Berlusconi
Las fiestas de Silvio Berlusconi
elpais.com

Desde que Verónica Lario, esposa de Silvio Berlusconi , desatara el escándalo al pedir el divorcio el mes pasado, harta de los escarceos de su marido y tras enterarse de que había asistido a la fiesta de cumpleaños de una joven de 18 años llamada Noemí Letizia, el país transalpino no deja de especular sobre el primer ministro.

Dichos escándalos parecen estar haciendo mella a la popularidad de Silvio Berlusconi, especialmente en lo que respecta a su vida privada: se le ha relacionado con mujeres jóvenes, fiestas, continuas peleas con su mujer...

Este jueves, sin ir más lejos, se intentaba lavar la imagen de 'il cavaliere' pidiendo que se le concediera el Nobel de la Paz. Hasta el fichaje del futbolista Kaká por el Real Madrid ha sufrido modificaciones para no perjudicar a Berlusconi, que ha preferido que no se presente con el club blanco hasta después de las elecciones europeas.

Pero de poco ha servido intentar un cambio de 180º en la imagen del primer ministro, pues este viernes el diario El País ha publicado en exclusiva unas imágenes censuradas en Italia tras una denuncia del propio Berlusconi. Unas fotos de las que, por otro lado, ya se sabía su existencia y del empecinamiento del primer ministro porque no vieran la luz.

Cuenta el rotativo en su edición digital que el periodista Antonello Zappadu es el autor de las polémicas fotos en Villa Certosa, Cerdeña, mansión de la que es propietario 'il cavaliere'. Al parecer, intentó vender las imágenes a una revista vinculada con Berlusconi por 1,5 millones de euros, algo que la publicación no sólo rechazó, sino que sirvió para que los abogados del primer ministro denunciaran al profesional de la información por violación de la intimidad e intento de estafa.

Las fotos, secuestradas desde entonces por el fiscal en Italia, han originado, por otro lado, una investigación sobre el presunto uso indebido de los vuelos de Estado. Zappadu cuenta a El País que "prácticamente cada fin de semana" aviones oficiales de la Aeronáutica Italiana transportaban a los amigos, artistas, bailarinas y demás gente afín al primer ministro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento