Belén Esteban
Belén Esteban, en una foto de archivo. 20 minutos

Belén Esteban no tiene ningún inconveniente en admitir que es ella, y no su hija, Andreíta, quien utiliza el reloj que Jesulín de Ubrique regaló a la pequeña en el día de su comunión.

Se trata de una joya de oro blanco y brillantes, y que la tertuliana de  Sálvame enseñó largamente a las cámaras en ese programa. "Cuando mi hija tenga dieciocho años se podrá poner el reloj, pero ahora le está grande y lo llevo yo", explicó Esteban en unas declaraciones que recoge este miércoles la revista Hola.

Cuando mi hija tenga 18 años se podrá poner el reloj

Poco antes había confesado que había tenido que quitar dos eslabones de la pulsera antes de ponérsela.

La comunión de Andreíta, única hija de Belén Esteban y primogénita de Jesulín de Ubrique, ha copado durante semanas las páginas de la prensa del corazón. Antes de que se celebrara, Esteban adelantaba en el espacio de Telecinco en el que trabaja detalles sobre la lista de invitados. En ésta figuraban todos los parientes de la familia paterna de la niña, con quien Esteban no mantiene una buena relación.

Finalmente por parte de los Janeiro asistieron su padre, su hermana Julia, su abuela Carmen Bazán y sus tíos, Víctor, Carmen y Humberto. A pesar de esto, la familia de Jesulín no logro escapar a los reproches de la tertuliana, a quien molestó que se marcharan de la comunión demasiado pronto.