Asistencia para Susan Boyle antes de la final
Susan Boyle, durante su actuación en la final del concurso de talentos. ITV

Susan Boyle fue asistida por un grupo de psiquiatras horas antes de la gran final del concurso que la ha catapultado a la fama, Britain's Got Talent. Según informan desde dailymail.co.uk, Susan permaneció separada del resto de concursantes hasta que comenzaron las pruebas de vestuario la misma tarde de la final, en los estudios de la ITV, al norte de Londres.

En la noche del sábado 30 de mayo, el desenlace del popular concurso televisivo, en el que Boyle actuó frente a millones de fans, mantuvo en vilo a toda la nación.

Los concursantes tienen todo un equipo de doctores, psiquiatras y demás expertos disponibles

¿La presión de todo ello, y los nervios, hicieron necesaria esa asistencia? Según ha declarado
Piers Morgan, uno de los miembros del jurado del programa, "los concursantes tienen todo un equipo de doctores, psiquiatras y demás expertos, disponibles en cualquier momento. Ellos han cuidado mucho de Susan".

Boyle, de 48 años, describió su paso por esta final como "el resultado de 40 años de sueños, antes de renunciar definitivamente a dedicarme a la música". Además añadió, "Cuando estoy en ese escenario me siento como en casa. Por supuesto que lo hago, estoy entre amigos".

Finalmente, no ganó el concurso

Susan, apodada el "Ángel peludo", se posicionaba como la favorita para ganar el concurso, con un premio en metálico de £100.000 , y la posibilidad de actuar frente a la Reina Isabel en la Royal Variety Performance, una gala celebrada anualmente en el Reino Unido.

Sin embargo, finalmente no fue así. Los ganadores fueron el grupo de baile urbano 'Diversity', algo que, en principio, pareció contrariar a Susan quien, después, declaró que "habían ganado los mejores".

Antes de que el jurado anunciase a los ganadores, Piers Morgan confesó que quería que fuera Susan quien ganara, lo que le valió los abucheos del público. "No quiero favorecer a nadie, pero deberías ganar. Es la mejor actuación que he visto en este programa", señalaba Morgan.

Frustración entre sus paisanos escoceses