Cannes da el último adiós a Heath Ledger

  • La última cinta del australiano, 'The imaginarium of doctor Parnassus', dirigida por Terry Gilliam, se ha exhibido fuera de competición
  • También se ha proyectado 'Enter the void', del polémico Gaspar Noé, y 'The time that remains', de Elia Suleiman
Terry Gilliam y Verne Troyer posan durante la presentación de la película "The imaginarium of Doctor Parnassus".
Terry Gilliam y Verne Troyer posan durante la presentación de la película "The imaginarium of Doctor Parnassus".
Reuters

El Festival de Cannes llega a su recta final y lo ha hecho proyectando The imaginarium of doctor Parnassus. A los que no les suene, se trata de la cinta en la que trabajaba Heath Ledger días antes de  su muerte y que no pudo acabar. Por si su director, Terry Gilliam, no hubiera tenido ya un serio contratiempo, su producción está encontrando más problemas de los habituales para obtener una salida comercial y poder ser distribuida a cines de todo el mundo.

Es por esta razón que la película tiene en Cannes el mejor escaparate posible. Participa fuera de competición, pero el nombre del director unido al interés que ha suscitado la última interpretación de Heath Ledger(en un papel que también interpretan Jude Law, Johnny Deep y Colin Farrell) han asegurado el lleno de la sala de proyecciones a pesar de proyectarse a las 8:30 de la mañana.

The imaginarium of doctor Parnassus es un nuevo viaje a la privilegiada mente de Terry Gilliam. El ex-Monty Python narra las peripecias del doctor, un hombre milenario que batalla contra el mismísimo diablo  (interpretado por Tom Waits) para que éste no obtenga los secretos del Universo. Las marcas de Gilliam están muy presentes a lo largo del metraje, sobre todo en los viajes a la mente del doctor, pura fantasía visual.

Dentro de las cintas a competición se ha proyectado The time that remains, de Elia Suleiman, y Enter the void, de Gaspar Noé. El primero ha paseado por la historia de Palestina a ojos de su propia familia.The time that remains, dividida en cuatro periodos, narra desde la victoria israelí en la guerra de 1948 hasta la actualidad. Empieza de forma muy convincente, pero a cada nuevo capítulo va perdiendo interés hasta llegar al interminable último tramo en el que el propio director es el protagonista. A pesar de este dato, no deja de ser una cinta interesante para conocer la situación al otro lado del muro de la vergüenza.

Noé es un especialista en enervar a la crítica. Lo hizo años atrás cuando encendió a crítica y público con Irreversible. Este año ha vuelto a la carga con Enter the void, un viaje psicotrópico a la atormentada mente de un joven alojado en Tokyo. Enter the void vuelve a demostrar las dotes del realizador para crear ambientes desasosegantes y malsanos y propone un viaje cercano a los 150 minutos. En viaje en toda regla, porque las transiciones son dignas de un buen viaje de LSD.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento