Invasión inglesa en la pequeña pantalla

  • Series como 'La chica de ayer' se inspiran en otras inglesas.
  • También las ficciones norteamericanas, como 'CSI', esconden producciones de las islas británicas.
'Life on Mars' (en la imagen) dio lugar a 'La chica de ayer'.
'Life on Mars' (en la imagen) dio lugar a 'La chica de ayer'.
20 minutos

Erróneamente cuando pensamos en la televisión inglesa la asociamos sólo con Benny Hill y su séquito de señoritas despampanantes. Quizás por eso muchos no sepan que gran parte de la ficción que llega del otro lado del charco tiene pasaporte del Reino Unido.

En líneas generales, son proyectos originales con personajes llenos de matices y guiones elaborados. Las temporadas –con seis u ocho capítulos, trece como mucho– suelen ser cortas, una forma de garantizar que la calidad no se resienta.

Ahora, la invasión inglesa desembarca en nuestra pantalla. Tras el debut televisivo de La chica de ayer (Antena 3), adaptación española de la galardonada Life on Mars, Canal + estrena su homónima americana (lunes, 21.30 h). Con Harvey Keitel en el reparto, la historia se centra en un policía de 2008 que, tras un accidente, despierta en el año 73.

Hace décadas que los remakes están a la orden del día. Un hombre en casa (1973), sitcom que narraba las vivencias de tres compañeros de piso, se llamó en EE UU Apartamento para tres (1977).

Contar sin censura la vida de tres gays de Manchester fue la premisa de Queer as Folk (1999). Su éxito derivó al año siguiente en una adaptación bastante criticada por los fans de la original.La NBC compró los derechos de Coupling (2000), un Friends británico que retiraron por ser muy atrevido.

Como un documental, The Office (2001) parodiaba la vida de unos empleados sin futuro. Tras dos Globos de Oro, en 2005 se hizo la versión americana.

"Little Britain", pionera

Little Britain (2003) rompió moldes con sketchesal límite del mal gusto sobre las costumbres inglesas. En 2008, se exportó, retratando las obsesiones de los americanos.

Probablemente el creador de CSI, Jerry Bruckheimer, se inspiró en la inglesa Caso cerrado (2000) cuando se puso a investigar crímenes sin resolver en Caso abierto (2003).

En España, Antena 3 ha adaptado Diario secreto de una call girl (2007) y Doc Martin (2004), esta última con el título de Doctor Mateo .

Mostrar comentarios

Códigos Descuento