Los comisionados, recibidos el lunes por niños a su llegada (izquierda).
Los comisionados, recibidos el lunes por niños a su llegada (izquierda). REUTERS

Ya están aquí. Llegaron ayer, recibidos a bombo y platillo, aunque es este martes cuando realmente iniciarán su visita oficial.

Es la Comisión del Comité Olímpico Internacional encargada de evaluar la candidatura de Madrid 2016. En total, 13 examinadores (diez hombres y tres mujeres de diez nacionalidades distintas, encabezados por la ex atleta marroquí Nawal El Moutawakel) que durante los cuatro próximos días, hasta el 9 de mayo, examinarán con lupa el proyecto olímpico.

Se fijarán en "absolutamente todo", afirma un portavoz del Comité Olímpico Español consultado por 20 minutos, "a parte de los aspectos más técnicos, como las plazas hoteleras o la seguridad, también les influirán factores humanos, como nuestro carácter acogedor, el buen tiempo o el apoyo popular". De hecho, la propia organización de Madrid 2016 reconoce que uno de los objetivos de esta visita es transmitir la imagen de una ciudad "solidaria, innovadora y abierta"

Entusiasmo olímpico

Precisamente es el apoyo popular lo que puede hacer declinar la balanza hacia el lado madrileño frente a sus principales competidoras: Tokio, (la única que superó a Madrid en el examen previo del COI) y Chicago. El entusiasmo por las olimpiadas en estas urbes es muy inferior al de los madrileños (sólo el 70% de su población las apoya, frente al 90% de la de Madrid).

Los miembros de la Comisión llegaron esta mañana a Barajas procedentes de Río de Janeiro, la última de las ciudades candidatas que han visitado. A su llegada les esperaba el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón y los Príncipes de Asturias en un cocktail de bienvenida realizado en el hotel Villamagna, donde se alojan. Sin embargo, no será hasta el martes cuando comience el verdadero examen, con una ponencia que durará todo el día en la que se explicará punto por punto el dossier de la candidatura y sobre el que los comisionados realizarán todo tipo de preguntas.

Es el apoyo popular lo que puede hacer declinar la balanza hacia el lado madrileño

El miércoles vendrá la prueba a pie de pista. El COI visitará las infraestructuras del proyecto (el 77% de las cuales ya están terminadas), desde el Estadio Olímpico hasta la Caja Mágica. La organización de Madrid 2016 procurará que durante la visita en los recintos se realicen actividades deportivas para que éstos luzcan en todo su esplendor. Los desplazamientos se seguirán ejecutando en autobús ecológico, pese a la desconvocatoria de la huelga anunciada ayer por los trabajadores del metro.

El jueves los comisionados volverán a reunirse para realizar las preguntas que se hayan planteado durante su visita. El viernes, último día, comerán con la Familia Real, y será cuando la expongan ante los medios sus impresiones sobre la ciudad.

Esa será la agenda oficial, porque, fuera de estas horas, los trece miembros recorrerán la ciudad por su cuenta. Será aquí cuando venga la misión de los madrileños, ya sea en la Cava Baja o en un polideportivo, según palabras del propio Gallardón: "La forma de ser de los madrileños es parte de la candidatura. Ellos serán los que harán posible que los juegos de Madrid sean los juegos de las personas, mostrando su pasión e ilusión por el proyecto".

Madrid, más guapa que nunca

Ya antes de aterrizar, los comisionados eran saludados desde tierra por una enorme mano abierta en señal de hola. Era el logotipo más grande jamás construido por una ciudad candidata a organizar unos juegos olímpicos, un enorme mosaico de 40.000 metros cuadrados situado en el parque de Valdebebas.

Y es que, con motivo de la visita, la ciudad se ha puesto más guapa y olímpica que nunca, con 50.000 banderolas en las calles con el lema Tengo una corazonada dando la bienvenida.