Coches en un concesionario
Coches expuestos en un concesionario. ARCHIVO
La matriculación de automóviles ha vuelto a registrar en abril un importante retroceso interanual del 45,6%, con 67.215 unidades matriculadas, según los datos difundidos este lunes por la patronal del sector,
ANFAC. Se trata de la mayor caída de la historia para un mes de abril. En el mismo mes de 2008 se matricularon 123.561 coches.

La cifras acumuladas de los cuatro primeros meses del año muestran un caída del 43,7% y 265.210 matriculaciones. Analizando las cifras correspondientes al periodo marzo-abril para evitar el efecto estacional de la Semana Santa, éstas disminuyen un 42,1% con respecto al mismo periodo del pasado año.

El curioso caso de Navarra

En lo que respecta al tipo de demanda, las compras de particulares y empresas no alquiladoras han registrado una caída en el mes de abril del 42,3%. Esta evolución negativa del mercado nacional contrasta con el crecimiento experimentado por los datos de la Comunidad Foral de Navarra, donde en el mes de abril las matriculaciones a particulares se han incrementado más de un 28%.

La marca más vendida en abril fue Volswagen (7.123 unidades), seguida de Citroen (6.109) y Renault (5.861). Por modelos, a la cabeza se situó el Megane de Renault, con 3.482 unidades matriculadas; después el C4 de Citroen (3.068) y en tercer lugar el Ibiza de Seat (3.045).