Un oleoducto podría amenazar el Corredor Verde del Guadiamar

  •  Advierten de una catástrofe similar a la de Aznalcóllar.
  • Afectaría a catorce espacios naturales incluidos en la Red Natura 2000.
  • WWF España ve "inaceptable" esta propuesta.
  • Más noticias de CÁCERES  y BADAJOZ 
Vista de la denominada "Montaña del río" que separa el río Guadimar, a cuyo cauce se vertieron toneladas de lodos tóxicos.
Vista de la denominada "Montaña del río" que separa el río Guadimar, a cuyo cauce se vertieron toneladas de lodos tóxicos.
EFE

WWF España ha denunciado en un comunicado alusivo al undécimo aniversario de la catástrofe ecológica de la mina de Aznalcóllar que el proyectado oleoducto de Huelva a Badajoz para la Refinería Balboa amenaza el Corredor Verde del Guadiamar, que regeneró la zona afectada por el vertido tóxico.

WWF ha reclamado a las administraciones competentes la "protección efectiva de este corredor, la resolución de sus actuales problemas y que se rechace el proyecto de oleoducto por su impacto ambiental".

El comunicado ha recordado que la construcción de este oleoducto para la Refinería Balboa en los Santos de Maimona (Badajoz) "afectaría a catorce espacios naturales incluidos en la Red Natura 2000, uno de ellos el Corredor Verde del Guadiamar, que podría sufrir una nueva catástrofe ambiental, como la ocurrida hace ya once años" si se produce una rotura del oleoducto y el consiguiente vertido de petróleo.

La Consejeria alerta de riesgos

Según este comunicado, el informe de impacto ambiental del oleoducto elaborado por la Consejería andaluza de Medio Ambiente alerta de estos riesgos y de que la empresa siderúrgica "ni siquiera ha incluido medidas para aplicar en el caso de que se produjera un accidente en esta zona de alto valor ecológico".

El 25 de abril de 1998 se rompió uno de los muros de la balsa de residuos mineros de la explotación que la multinacional sueco-canadiense Boliden poseía en la localidad sevillana de Aznalcóllar, lo que produjo un vertido a los ríos Agrio y Guadiamar de unos dos mil millones de litros de lodos, con alto contenido en metales pesados, y de otros cuatro mil millones de aguas ácidas cargadas de metales pesados en disolución.

Este vertido contaminó 62 kilómetros de la cuenca del río Guadiamar, con una anchura variable de entre 500 y 1.000 metros hasta que fue detenido en la zona de marisma de Entremuros, en el límite con el Parque Nacional de Doñana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento