De Santos afirma haber llegado a consumir entre 22 y 23 gramos de cocaína diarios

  • Está acusado de malversación y abuso de menores.
  • Una experta asegura que ese consumo le hubiera matado.
  • En el juicio se podría contemplar el atenuante de consumo de drogas.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PALMA.
Fotografía de archivo, tomada en Palma de Mallorca el 5 de abril de 2000, de Rodrigo de Santos.
Fotografía de archivo, tomada en Palma de Mallorca el 5 de abril de 2000, de Rodrigo de Santos.
Oscar Pipkin / EFE
El ex teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma de Mallorca,
Javier Rodrigo de Santos, asegura que ha llegado a
consumir en su última etapa en este cargo "hasta
22 ó 23 gramos de cocaína" diarios, tal y como recoge
El Mundo. Al parecer, ha sido el propio
De santos quien ha afirmado consumir dicha cantidad en el
peritaje judicial aportado en el Juzgado de Instrucción número cinco de Palma que ha instruido la causa por
Es un consumo tan sumamente excesivo que es poco probable

"Es un consumo tan sumamente excesivo que es poco probable", señala Mercedes Rodríguez, coordinadora de Proyecto Hombre, consultada por 20minutos, "desde el punto de vista orgánico es difícil". Para la experta consultada, es posible que "puntualmente y en alguna ocasión la haya consumido, pero un consumo prolongado en el tiempo le hubiera llevado a la muerte".

El consumo de cocaína en tales cantidades habría provocado un accidente cardiovascular, hipertensión y taquicardias, que "hubiesen acabado en un derrame cerebral del que habría muerto", asegura la coordinadora de Proyecto Hombre.

Atenuante por consumo de drogas

El ex edil de Urbanismo se enfrenta a una pena de 24 años y tres meses de prisión por abusar sexualmente de cuatro menores, donde se podría contemplar el atenuante de consumo de drogas. Las víctimas de estos presuntos abusos son cuatro jóvenes, de entre 14,16 y 18 años.

Mercedes Rodríguez explica que el consumo de cocaína puede producir "alteraciones en el plano psicológico, psicosis con alucinaciones, ansiedad, depresión, agresividad y una falta de control de los impulsos". Todo ello le llevaría a que "su impulso y deseo esté desinhibido", aunque en ningún caso le impediría recordar sus actos.

Dependencia grave

La adicción a la cocaína es el principal argumento de defensa que esgrime en estos momentos De Santos en este proceso. A falta de poder acreditar si realmente pudo haber llegado a ingerir tal cantidad de droga a lo largo de un solo día, los forenses concluyen que De Santos padecía "una dependencia grave a la cocaína y en la última fase de su consumo, con episodios próximos a la intoxicación aguda".

"Nos refiere", continúa el informa pericial, "una frecuencia de consumo cada seis o siete días en los últimos dos años". Además, del examen físico que se le realizó para comprobar la verosimilitud de su testimonio explican los forenses que "en la exploración de las fosas nasales se aprecia una alteración de la mucosa nasal con placas necróticas con formación de costras serohemáticas y zonas de leucoplasia". Unos "hallazgos" que consideran "compatibles con un cuadro de rinitis crónica atrófica" y de los que concluyen que la adicción que alcanzó fue "grave".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PALMA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento