Russian Red
Lourdes Hernández es Russian Red. Beatriz Yanos/HEINEKENPRO.COM
Lourdes Hernández es un fenómeno mediático. Lleva un año dando diez conciertos al mes, sonando en la radio, en varios spots de televisión, y viendo su propia cara en todo tipo de publicaciones.

Su proyecto musical, Russian Red, fue la revelación en 2008 tras destacar por méritos propios en Internet. Su disco, I love your glasses, una perla que ha abierto camino a otras cantantes folk. Está de gira con el ciclo Heineken Music Selector.

¿No le cansa ya tanta entrevista?
(Risas) No, tampoco es para tanto… Me hace gracia estar en todas partes, y responder a preguntas acerca de lo que hago no me agobia.

Lleva un ritmo frenético de conciertos, ¿qué ocurrirá cuando pare?
A escala personal voy a descansar y a disfrutar de ese parón; hay que poner mucha energía en todo esto y, aunque es genial, también hay que reponer fuerzas. Creo que es eso lo que va a pasar. En cuanto a lo profesional, me gustaría empezar a grabar las nuevas canciones que tengo con vistas a un segundo disco.

¿Cuántos temas tiene compuestos ya?
Ahora tengo unas seis o siete canciones nuevas en los repertorios del directo, y al margen de eso, otras siete u ocho. Supongo que con todo eso haré una selección de lo que más me gusta. Me gustaría enfocar el nuevo álbum para otoño, me parece un buen momento.

Colgando tus canciones en MySpace te haces un hueco en los oídos de la gente

¿Es más difícil publicar un disco o que la gente tararee sus canciones?
Sacar un disco, por cómo están las cosas y porque al fin y al cabo puedes colgar tus canciones en MySpace y hacerte un hueco en los oídos de la gente de alguna u otra manera. Ahora es más fácil llegar a la gente que antes.

¿Cuándo compone piensa en algún tipo de público?
Me cuesta muchísimo pensar que nadie haga canciones pensando en quién las va a escuchar, de verdad, a menos que estén escritas para alguien…

La publicidad le habrá dado un empujoncito, sobre todo económico…

Sí que ayuda, pero la verdad es que, desde hace un año, ha tenido una media de diez conciertos por mes. Una cosa es la promoción, y otra, todo lo que ha habido antes, que han sido bastantes cosas. Pero todo ayuda.

¿Habrá gente que se harte de Russian Red?
Allá la gente que se canse. Los que quieran escuchar mi música porque les guste, lo seguirán haciendo. Francamente, no creo que dependa de mí.

Dentro de la famosa ola folk que hay en España, ¿cree que alguien le imita?
No lo he pensado nunca, la verdad. Los medios de repente suelen hacer caso de algo y esto provoca que aquellos que hacen lo mismo tengan algo de atención. En realidad, creo que todo son modas.

Su estética también tiene tirón, ¿es importante?

Cuando me visto por la mañana en mi casa no pienso en los discos que voy a vender por la ropa que lleve. Así que no, no es importante.

Su mesa estará repleta de propuestas profesionales, ¿alguna fuera de lo normal?

No hay ninguna especialmente rara. Me uno a las que me gustan, al resto, no. Pero no me ha llegado nada de cine ni de tele.

¿Cuándo se pondrá de moda cantar en castellano?

Desde hace unas décadas, y esto existirá siempre, hay en España grupos que cantan en los dos idiomas. Y también los hay que se pasan del inglés al castellano. No creo que sea algo de ahora.

Estudiaba traducción, ¿se veía viajando por ahí?
No, no era la salida que yo le quería dar a mi carrera. Lo mío hubiera sido la propia traducción de textos, pura y dura.

¿Y en un Operación Triunfo o similares?
No, desde luego que no. Pero, claro, cada uno elige su camino.

Cuando no canto quedo con mis amigos, hago las cosas de casa, leo, voy al cine, etc.

¿Qué hace cuando no canta?
Fíjate, tantas cosas que no se por dónde empezar… dentro de un rato voy a ensayar, quedo con mis amigos, hago las cosas de casa, leo, voy al cine. Bastante ocio.

¿Con qué artista le hubiera gustado compartir escenario?
Con Édith Piaf. Y vivo, Con David Bowie (risas), quién sabe…

¿Se atrevería a versionarle?
Jo, es que es muy difícil... Alguna vez lo he intentado y no funciona. Lo que pasa con las versiones es que no puedes hacerlas sólo porque te guste una canción, sino que tiene que quedar bien.

Tiene 23 años, ¿qué piensa del futuro?
Prefiero no verme dentro de unos años, me da bastante reparo el futuro.

Tendrá más colores de pintalabios que el Russian red
(Risas) Sí, tengo muchos…


BIO.
Nació en Madrid en 1986. Es del barrio de Salamanca y, "desde luego", no es bilingüe, a pesar de cantar en inglés. Su familia está contenta y sorprendida de que esté llegando "a tantos lugares y a un montón de gente". Se muere por tocar en Francia.