La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ha anunciado este martes que la Dirección General de Medio Ambiente de la región va a dirigirse a la Fiscalía para denunciar lo que, a su juicio, es "un delito medioambiental", en alusión a la tala de arboles en las obras de la calle Serrano de Madrid.

La tala me produce una reacción extraordinariamente negativa

En Griñón, donde ha asistido a la inauguración de un centro de salud, Aguirre ha dicho que cree que la empresa que lleva a cabo esas obras urbanas "ha violado las leyes" y que ha talado varias decenas de árboles "sin ninguna necesidad".

Esa tala "me produce una reacción extraordinariamente negativa, aunque estoy convencida de que ni alcalde ni la concejal de Medio Ambiente (del Ayuntamiento madrileño) tenían conocimiento de lo que la empresa adjudicataria de las obras ha hecho", ha señalado la presidenta regional.

Un informe preliminar de la Comunidad conocido el domingo pasado apuntaba que las obras que en la calle Serrano han provocado talas y podas abusivas, en especial de plátanos de sombra (Platanus hybrida), una de las especies más empleadas en las calles de Madrid, muchos de ellos de unos cincuenta años de edad.

53 árboles talados

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), por su parte, ha cifrado finalmente en 53 los árboles afectados por la tala realizada por el Ayuntamiento de Madrid en la calle de Serrano, casi el doble de los 34 mencionados el pasado domingo, cuando agentes del Instituto Armado visitaron la zona.

El Seprona no menciona la acusación de podas abusivas de 186 árboles

Según el informe levantado por la patrulla del SEPRONA el pasado 5 de abril, se puede acreditar mediante fotografías la tala de 53 unidades arbóreas en la calle Serrano, entre María de Molina y Diego de León y hasta la Puerta de Alcalá en ambas aceras.

Sin embargo, en este documento no se menciona la acusación de podas abusivas de otros 186 árboles a los que ayer se refirió la Comunidad de Madrid, cuando calificó la actuación de "atentado ambiental".

La plaza de Ópera, sin árboles

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, denunció este miércoles que las obras de remodelación de la plaza de Opera, que lleva a cabo el metro de Madrid, han provocado la desaparición de todos los árboles de este área de la capital, que de este modo "queda pelada", como denunció el edil.

"Estamos en la semana negra para el arbolado en Madrid con la tala en Serrano y el conocimiento de la desaparición de árboles en Opera", aseveró el líder municipal socialista, que tachó de "política arboricida" la llevada a cabo por el equipo de Alberto Ruiz-Gallardón ya que "desde su llegada a la Alcaldía se han talado 60.000 árboles cuando su promesa era la de plantar 1,5 millones de nuevos ejemplares".

Fuentes del suburbano, por su parte, aseguran que los 13 árboles afectados por las obras que Metro de Madrid desarrolla en la plaza de Ópera han sido transplantados y trasladados al parque municipal de Fuente Carrantona, en el distrito de Moratalaz.