La obra más polémica de los últimos años en Murcia ya ha comenzado. Los trabajos del parking de San Esteban arrancaron ayer con la colocación del vallado perimetral y la retirada de los juegos infantiles del jardín. También con la filtración de un informe de arqueólogos de la Universidad de Murcia que asegura que bajo San Esteban hay un palacete árabe.

El documento, al que ha tenido acceso 20 minutos, se basa en las excavaciones hechas en 2008 en el patio norte del palacio de San Esteban, para instalar unos tanques de agua para el edificio del Gobierno regional.

Los encargados de la supervisión arqueológica de la obra disponen de «evidencias arquitectónicas» de que «este sector fue urbanizado en época andalusí», circunstancia que, según el profesor de Arqueología de la UMU Javier García del Toro venía recogida en crónicas medievales tanto del poeta Hazim al-Qartayanni como del rey Alfonso X el Sabio.

Por eso, Del Toro opina que en toda la zona de San Esteban, donde van a hacer el aparcamiento, hay viviendas árabes de dos plantas, que estarían a menos de 2,5 metros de profundidad.

Si hay restos...

Al respecto, la concejala de Vía Pública, Nuria Fuentes, aseguró ayer que hay un equipo de arqueólogos adscritos a las obras: «Si se encuentra algo, ya se verá lo que se hace y si no, se seguirá adelante. Nadie dice con exactitud si hay algo o no debajo. No quiero especular sobre esto», concluyó.

De momento, lo primero que se va a hacer es retirar los árboles (trabajo que durará dos semanas) y trasladarlos al vivero de Sangonera. Después, los arqueólogos excavarán un metro para ver qué restos arqueológicos hay.

Las obras del aparcamiento de San Esteban durarán 23 meses. Las harán Grupo La Generala y Gestión de Aparcamientos y Estacionamientos.

8.592 candidatos para 1.320 plazas

El aparcamiento de San Esteban va a tener 1.816 plazas en cinco plantas. 1.320 serán para residentes, 320 de uso horario y 176 para el Gobierno regional. Para adquirir una de las 1.320 plazas en venta se presentaron 8.592 solicitudes. El precio de cada plaza es de 26.290 1, más IVA. El aparcamiento tendrá dos entradas y salidas de coches, situadas en las calles Portillo de San Antonio y Callejón Burruezo. Además, habrá tres accesos peatonales. Durante las obras, ninguna calle se cortará al tráfico.