Obama: "No hemos hecho un buen trabajo para determinar quiénes son peligrosos"

  • El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, critica algunas decisiones sobre la liberación de presos en Guantánamo.
  • El ex vicepresidente de la anterior administración, Dick Cheney, dijo que esa medida hará de Estados Unidos un país menos seguro.
  •  Obama replica que la política de Bush "no nos ha hecho más seguros".
Obama, con la mano en el pecho.
Obama, con la mano en el pecho.
Kevin Lamarque / REUTERS

El presidente estadounidense, Barack Obama, criticó algunas decisiones sobre qué presos deberían ser liberados en Guantánamo, en una entrevista al programa 60 minutes que será emitida mañana, pero algunos de cuyos extractos se divulgaron este sábado.

Obama, que entre sus primeras decisiones como presidente ordenó el cierre de Guantánamo en el plazo de un año, se mostró muy crítico en la entrevista, que emitirá la cadena CBS, contra las acusaciones del ex vicepresidente de EEUU Dick Cheney de que esa medida hará de Estados Unidos un país menos seguro.

Según Obama, la política del Gobierno anterior "no nos ha hecho más seguros. Lo que ha sido es un anuncio estupendo para los sentimientos antiestadounidenses".

Preguntado por el entrevistador, el periodista Steve Kroft, acerca de presos retenidos en Guantánamo que tras su liberación se han reincorporado a grupos terroristas, Obama replicó: "No cabe duda de que no hemos hecho un trabajo especialmente efectivo en determinar quiénes son los individuos verdaderamente peligrosos, para asegurarnos de que no son una amenaza contra nosotros".

Matizó, no obstante, que la política de la anterior Administración de George W. Bush de detenciones indefinidas sin juicio contra los presos de Guantánamo era "insostenible".

En los extractos dados a conocer hoy, el presidente estadounidense también defiende a su secretario del Tesoro, Tim Geithner, muy criticado en sus primeros meses de gestión al frente de la debilitada economía del país. Explicó que, aunque ni el secretario ni él se lo han planteado, si Geithner fuera a ofrecerle su dimisión le contestaría "lo siento, amigo, sigues teniendo ese trabajo".

Obama reconoció que necesita el apoyo de Wall Street al plan para el rescate del sistema bancario que presentará la semana próxima, pero también indicó que los ejecutivos financieros deben entender el enfado de la opinión pública sobre las pagas extras millonarias que empresas como la aseguradora AIG han concedido a sus directivos, pese a haber requerido dinero público para seguir en funcionamiento.

La entrevista, según CBS, abarcará también asuntos como Afganistán y Pakistán, la situación del sector automotriz, la reforma sanitaria y el estado general de la economía. En sus declaraciones, Obama señaló que poder cenar con su familia y jugar con sus hijas cada día representa un gran alivio frente a las presiones de su oficina.

Las decisiones que se le presentan en el Despacho Oval, admitió, a menudo representan una opción "entre lo malo y lo aún peor". Hasta el momento, la más difícil, precisó, ha sido el envío de 17.000 soldados adicionales a Afganistán.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento