El chimpancé Santino
'Santino', un chimpancé que diseña estrategias de ataque. (EFE) EFE

'Santino', un chimpancé de 30 años, ha venido a dar la razón a los científicos cognitivos que estudian a los primates: los animales hacen planes de futuro, al igual que los humanos, y pueden ser tan malintencionados como ellos.

Desde hace diez años, los cuidadores del zoo de Furuvik, al norte de Estocolmo, han venido observando a 'Santino', que tiene la costumbre de recoger piedras, seleccionarlas y pulirlas con toda calma para luego arrojarlas con premeditación y alevosía contra los visitantes del parque.

Los chimpancés tienen una conciencia altamente desarrollada

Para los científicos cognitivos de la Universidad de Lund, en el sur de Suecia, ésta es una de las primeras "pruebas claras de que un animal distinto del hombre puede hacer planes para el futuro de manera espontánea".

"Estas observaciones demuestran de forma convincente que nuestros hermanos los monos consideran el futuro de modo complejo...y tienen una conciencia altamente desarrollada", afirma Mathias Osvath, autor principal de un estudio publicado hoy en la revista Current Biology.

Osvath explicó que muchos machos dominantes lanzan piedras cuando se sienten vigilados, pero el caso de 'Santino' es distinto porque recoge los proyectiles con antelación, lo que denota una planificación y una premeditación, como los chimpancés que arrancan una rama para "pescar" termitas o recogen una piedra para romper una nuez.