Un canguro
Un canguro, similar al que causó el desconcierto en la vivienda de la familia australiana. (Travellingtamas) Travellingtamas

Una pareja australiana pensó que estaba siendo atacada por un intruso cuando un canguro entró por la ventana de su dormitorio y empezó a saltar sobre ellos.

Lo primero que pensé fue que era un 'ninja' lunático

"Mi primer pensamiento, cuando estuve medio despierto, fue que era un ninja lunático que había entrado por la ventana. Parecía tan probable como que se colara un canguro", dijo el lunes a los medios locales Beat Ettlin.

El canguro de tres metros entró en la casa de Ettlin en Canberra el domingo por la noche, destrozando la ventana.

Sangre por todas partes

Mientras Ettlin, su esposa y su hija pequeña buscaban refugio bajo las mantas, el canguro herido saltó sobre ellos, haciendo agujeros en los muebles y salpicando sangre por todas las paredes, según la prensa australiana.

Lo siguiente que oyó Ettlin fue a su hijo de 10 años Leighton gritando desde su cama: "¡Hay un canguro en mi habitación!".

Ettlin, un cocinero de 42 años, luchó con el canguro sangrante, lo agarró del cuello y lo arrastró hasta la puerta de la entrada. El canguro desapareció entre los arbustos.