"Natillas verdes" contra Peter Mandelson. Ha sido la forma de protesta de una ecologista que expresaba su
disconformidad con la política medioambiental del Gobierno británico lanzando un vaso de "natillas verdes", como ella las ha denominado, sobre el ministro británico de Empresa antes de que éste participara en una cumbre sobre las posibilidades de negocio en una economía que respete el medioambiente.

Mandelson calificó el incidente de "protesta adolescente"
Leila Deen, en representación de la organización Plane Stupid, opuesta a la construcción de una tercera pista en el aeropuerto londinense de Heathrow, acaparó el interés mediático al asaltar así al ministro, que corrió a refugiarse y reapareció después sin su manchado abrigo.

Los hechos se produjeron cuando Mandelson se disponía a participar este viernes en una cumbre cuyo objetivo era examinar las posibilidades de negocio y creación de empleo que ofrece una economía "verde".

La activista señaló la contradicción entre el supuesto compromiso del Gobierno con la protección del medio ambiente y la construcción de la tercera pista de Heathrow, a la que se oponen los vecinos de la zona, numerosos municipios y el propio alcalde de Londres, el conservador Boris Johnson.

Deen, de 29 años, declaró a la prensa que el líquido que lanzó a Mandelson era "crema inglesa (pastelera) teñida de verde", y que se lo arrojó por su implicación en la aprobación de esa tercera pista. Por su parte, Mandelson calificó el incidente de protesta "adolescente", y se alegró de que el arma arrojadiza fuera crema y no pintura o "algo peor", lo que le permitió, según afirmó, "salir intacto".