La obra del colector que se ejecuta en la margen izquierda del río fue adjudicada diez días antes de las últimas elecciones a la UTE de empresas  Begar y Corsán por 7,2 millones, pese a que no fue la primera propuesta avalada por los técnicos.

Dos ingenieros expertos en obras hidráulicas y un arquitecto concluyeron que la mejor opción era adjudicar las obras a Teconsa, según informó ayer la cadena SER.

Sin embargo, el anterior concejal de Urbanismo, García de Coca, encargó un segundo informe a otro técnico de otro departamento que se decantó por la oferta de Begar y Corsán.

El Ayuntamiento justificó ayer este cambio por ser la empresa más barata, 137.000 euros menos que sus competidores.

Si bien, la obra ya se ha encarecido un 25% (casi 2 millones) por las modificaciones, que han supuestos importantes retrasos.

El propietario de Begar es el empresario José Luis Ulibarri, imputado por el juez Garzón en la presunta trama de corrupción liderada por Fernando Correa. 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTITICIAS DE VALLADOLID