Cola del paro
Varias personas hacen cola ante una oficina de empleo (ARCHIVO).

El paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo subió en 154.058  personas en febrero, con respecto a febrero de 2007, un 4,63% más que en enero, y situó la cifra total de desempleados en 3.481.859, según datos del Ministerio de Trabajo.

Aunque el aumento del paro ha sido menor que en enero, cuando subió en 198.838 personas, la cifra total de parados es la mayor desde 1996, fecha desde que comenzó a elaborarse la actual serie histórica con datos comparables. Con respecto a febrero de 2008, el paro ha subido en 1.166.528 personas, el 50,38%.

Durante el mes de febrero un total de 5.502 personas se quedaron en paro cada día.

Servicios, el sector más perjudicado

En febrero el desempleo aumentó en todos los sectores, especialmente en los servicios, con 88.654 parados más (el 4,64%), seguido de la construcción, con 24.600 (4,05%), la industria, con 22.343 (5,18%); el colectivo sin empleo anterior, con 11.122 (el 4,13%) y la agricultura en 7.339 (el 6,87%).

El paro se incrementó en todas las comunidades autónomas, salvo en Baleares

El paro subió en febrero en ambos sexos, aunque algo más entre los hombres. Así, el desempleo masculino aumentó en 82.734 nuevos parados (+4,9%) respecto a enero, frente a un incremento del desempleo femenino de 71.324 mujeres (+4,3%).

El paro se incrementó además en todas las comunidades autónomas, menos en Baleares, donde bajó en 80 desempleados. Los mayores aumentos correspondieron a Andalucía, con 29.242 parados más, y Comunidad Valenciana, con 26.246 nuevos desempleados.

Medidas del Gobierno

En cuanto a la contratación, en febrero se registraron en el Inem un total de 1.016.678 contratos, un 28,7% menos que en igual mes de 2008. La contratación fija ascendió el mes pasado a 115.683 contratos, el 11,38% del total, con un descenso del 37,8% en tasa interanual.

En febrero se registraron en el Inem 1.016.678 contratos

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, afirmó en un comunicado que la coyuntura económica está teniendo un "alto impacto" sobre el empleo.

El Gobierno, anticipando este mal dato, presentó ayer un nuevo paquete de medidas valorado en 1.500 millones de euros para atajar el problema grave del desempleo. Lo llevará este viernes al Consejo de Ministros y supone aumentar las bonificaciones para la contratación de parados. Los sindicatos creen que el plan será insuficiente.