Tzipi Livni y Benjamín Netanyahu
Livni (i) y Netanyahu (d), frente a frente para formar un gobierno estable después de los ajustados resultados electorales. (AGENCIAS) AGENCIAS

El líder del Likud, Benjamín Netanyahu, anunció este sábado a través de una portavoz que ha desistido en sus intentos de negociar la formación de un gobierno de coalición en Israel con su principal rival, la líder del Kadima, Tzipi Livni.

Esta decisión, adoptada tras el fracaso de la segunda reunión directa mantenida entre Netanyahu y Livni el viernes tras las elecciones , supone que las opciones del Likud de formar gobierno dependan ahora de un eventual acuerdo con las formaciones de extrema derecha, opuestas a satisfacer las demandas históricas de los palestinos.

Livni ha responsabilizado a Netanyahu del fracaso de los contactos por su supuesta falta de compromiso con la solución de los dos estados basada en las fronteras de 1967. "El cortejo ha terminado. No tenemos previstos más contactos con el Kadima", explicó la portavoz de Netanyahu. "Si Livni quiere replantearse su postura y contactarnos, estamos dispuestos", dijo.