Una carretera de doble sentido. Una fila de coches parados. Un caracol -un hombre disfrazado de caracol- reptando por el asfalto. Es la última broma de un excéntrico francés llamado Rèmi Gaillard.

Este humorista de 33 años, con su buen puñado de seguidores en Internet, pasó a ser el centro de atención de los medios de comunicación galos después de protagonizar diversas bromas difundidas en la Red, como por ejemplo la aparición fraudulenta como futbolista durante la final de la Copa de Francia de 2002, tomando parte en las celebraciones y saludando al entonces presidente Jacques Chirac.

Desde aquella aparición Gaillard ha seguido desarrollando su imaginación para las situaciones que atentan contra la cordura en programas de televisión, estadios, centros comerciales, etc. En la página http://www.nimportequi.com pueden verse éstas y otras pillerías.