Secreto bancario en Suiza
El presidente suizo, Hans Rudolf Merz, en la rueda de prensa sobre UBS. (REUTERS) Pascal Lauener / Reuters

El UBS, el mayor banco de Suiza, ha aceptado revelar al Gobierno de los Estados Unidos las identidades de unos 250 clientes norteamericanos acusados de defraudar al fisco de ese país, marcando una excepción en la política helvética de secreto bancario.

Pese a este antecedente, el presidente suizo afirma que la política de secreto bancario sigue adelante

El banco ha actuado presionado por Washington, bajo la amenaza de perder su licencia para operar en EE UU. Los datos han sido entregados la noche de este miércoles a la Embajada de EE UU en Berna.

Además, la entidad suiza tendrá que pagar una multa de 780 millones de dólares (unos 614 millones de euros) en concepto de multa. De esa suma, 400 millones corresponden a impuestos que debió retener el banco, según un comunicado de UBS sobre el acuerdo.

Con todo, el presidente de Suiza, Hans Rudolf Merz, ha garantizado ante corresponsales extranjeros que el secreto bancario seguirá "intacto" en este país."El sector bancario no protege a los defraudadores", ha dicho el presidente.

Sobre la posibilidad de que este caso espante a la clientela extranjera, Merz ha señalado que Suiza tiene acuerdos de fiscalidad con la Unión Europea y otros países.