El ex secretario del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Miquel Ángel Bonet , confesó ante el juez y el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach que en la pasada legislatura defraudó 85.000 euros tras realizar ocho contratos a empresas falsas a nombre de sus allegados.

El magistrado decretó libertad con cargos y fianza de 85.000 euros para quien ahora desempeñaba el cargo de gerente de IB Blau , empresa pública para fomentar los deportes náuticos en las Islas, del que fue cesado ayer por el conseller de Turisme, Miquel Nadal, al conocerse este nuevo caso de corrupción balear.

Defraudó 20.000 euros con un contrato inventado a nombre de una familiar de 90 años
El abogado de Bonet, Gaspar Oliver, destacó que su cliente no sólo ha reconocido que defraudó a las arcas públicas 20.000 euros mediante contratos irregulares entre 2006 y 2007 a una familiar nonagenaria, sino que, además, dijo haber hecho lo mismo en seis ocasiones más con otros tres familiares.

Además, recalcó que el ex secretario del Ibatur también "reparará los daños" pagando antes del lunes una fianza de 85.000 euros, con el fin de eludir su ingreso en prisión.