El atracador esperaba hasta que en la entidad sólo quedaba un trabajador.
El atracador esperaba hasta que en la entidad sólo quedaba un trabajador. ARCHIVO ARCHIVO
Los Mossos de Esquadra han detenido este fin de semana a A.C.G., un empresario vecino de Lleida acusado de realizar cuatro atracos consumados a entidades bancarias.

Según han informado los Mossos en un comunicado, el detenido, empresario del sector de la construcción, ha declarado que inició los robos a causa de la crisis que atravesaba su empresa, que había entrado en concurso de acreedores.

Según han informado los Mossos, el arrestado realizaba los robos con un operativo meticuloso.

Tras vigilar las entidades y asegurarse de que sólo quedaba dentro una persona, el presunto atracador se cambiaba su ropa por la de un "operario" y entraba en la entidad armado con un revólver y cubierto con una gorra y unas gafas.

Una vez dentro, A.C.G. intimidaba a la persona que se encontraba en la oficina con el arma, la ataba y la dejaba encerrada en una habitación.

En el momento de la detención, el empresario se disponía a atracar una quinta entidad e iba armado con el revólver y una navaja.