Los expertos sanitarios de los grupos presentan 122 propuestas para mejorar el sistema sanitario de CyL

El Grupo de Expertos designados por los grupos parlamentarios para mejorar el sistema sanitario de la Comunidad han presentado un total de 122 propuestas, unas aportaciones valoradas por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que ha mantenido este viernes un encuentro telemático con todos ellos.
Los expertos sanitarios de los grupos presentan 122 propuestas para mejorar el sistema sanitario de CyL
Reunión telemática de Fernández Mañueco con los expertos designados por lso grupos para mejorar la Sanidad.
JCYL

Fernández Mañueco, ha agradecido su trabajo, así como su "esfuerzo de diálogo y consenso" ya que, tal y como ha apuntado "mejorar la sanidad es un objetivo de todos", al tiempo que ha subrayado que se trata de un documento "valioso" cuyas directrices se trasladarán a la realidad sanitaria.

Como resumen inicial, los expertos han concluido que los aprendizajes de la pandemia han sido numerosos y A su juicio, Castilla y León cuenta con un buen Sistema Sanitario Público, pero no estaba diseñado para una pandemia de estas características, al igual que se ha observado tanto en el conjunto de España como en la mayor parte de los países.

Asimismo, reconocen que la sanidad regional ya poseía importantes retos que ahora se aceleran, como por ejemplo aumentar la financiación del sistema sanitario, en lo que ya se ha puesto a trabajar la Junta con un incremento de la consignación en el proyecto de presupuestos de 2021, o el número de profesionales formados, especialmente en algunas especialidades "deficitarias", la importancia de prestar una atención de "calidad y accesible" o la conveniencia de reorganizar un sistema cuyos cimientos datan de hace casi treinta años.

Por ello, entienden que "las debilidades mostradas" han llevado a ser aún "más conscientes" de que es "urgente" tomar medidas de calado tanto en Atención Primaria, como en Atención Continuada, Atención Hospitalaria, Emergencias y Salud Pública, para fortalecer nuestro sistema ante un nuevo brote epidémico.

Para agilizar los trabajos y dotar de coherencia a las propuestas emitidas, los expertos han concluido que los acuerdos alcanzados sobre las prioridades de trabajo en el ámbito sanitario se deben estructurar en tres niveles de actuación: Propuestas orientadas a responder a la actual pandemia; propuestas inmediatas y a medio plazo para asegurar la calidad, la seguridad y la sostenibilidad del sistema sanitario; y propuestas estructurales sobre el dimensionamiento y organización del sistema sanitario.

SIETE BLOQUES DE MEDIDAS

Estos tres niveles se han desarrollado a lo largo de siete grandes bloques de medidas. El primero de ellos, que consta de 30 medidas, se ha denominado 'La preparación del sistema sanitario ante futuras oleadas' para tener garantizado el suministro suficiente de equipos de protección, material médico, el uso adecuado de las pruebas, la necesidad de tener estrategias, análisis continuo de la situación o diseño de circuitos separados para la atención sanitaria.

El segundo gran bloque de medidas se ha denominado 'Desarrollo y refuerzo de la Salud Pública y la vigilancia epidemiológica', y consta de ocho medidas. La idea central es que uno de los aprendizajes de esta pandemia es la necesidad de un sistema de vigilancia epidemiológica y de salud pública robusto, ágil y con dotación de personal suficiente. Así, dotación adecuada de plantillas y sistemas de información modernos resultan claves, a juicio de los expertos, para un sistema de vigilancia y respuesta rápida ante posible rebrotes o nuevas oleadas.

Por todo ello se propone aumentar la inversión en salud pública, tanto para tareas de vigilancia como de promoción y protección de la salud, con el objetivo de alcanzar al menos el 3 por ciento del gasto sanitario total al final de la presente legislatura.

En el tercer bloque, formado por 35 medidas, se ha denominado 'Desarrollo de un nuevo modelo organizativo para la Atención Primaria y la Atención Continuada', y los expertos exponen como posibles mejoras el análisis de la actual distribución de zonas básicas de salud e identificar aquellas que puedan necesitar una posible modificación.

Otra acción sería elaborar un plan de recursos humanos en Atención Primaria, que tenga en cuenta las carencias actuales y las necesidades futuras, y diseñar un cronograma de medidas que permitan la sostenibilidad de la plantilla así como disminuir progresivamente la figura del profesional de área, reconvirtiendo esas plazas a otras de equipo o atención continuada -siempre de forma voluntaria-, y potenciar la incorporación de profesionales a los puestos de difícil cobertura del medio rural mediante incentivos

Se plantea también valorar, junto a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, el establecimiento de un nuevo modelo de atención sanitaria para los centros sociosanitarios y residencias de mayores, con el objetivo de analizar la situación actual y establecer un modelo en el que el sistema social y el sanitario definan y asuman sus responsabilidades en la atención a estas personas.

Es "esencial", a juicio de los redactores del documento, redefinir la ahora llamada Atención Continuada tanto en el medio rural como en el urbano, y proponen la elaboración de un mapa que contemple un estudio pormenorizado de la situación de cada zona, establecer indicadores y determinar los cambios necesarios para optimizar los recursos y asegurar la equidad en el acceso a la Atención Urgente y Emergente.

El cuarto bloque se ha centrado en la 'Gestión de Recursos Humanos', con las dificultades de cobertura de plazas como telón de fondo permanente. Para solucionar los problemas existentes plantean cuatro acciones: mejoras organizativas (calendarios, jornadas, descansos, permisos, conciliación*); mejorar las condiciones laborales de los profesionales, tanto contractuales como económicas; reconocer los logros y promover la motivación; e identificar e incentivar los puestos de mayor sobrecarga para el profesional y los de difícil cobertura.

El quinto apartado se centra en el 'Desarrollo del plan de humanización y mejora de la participación ciudadana', y la idea esencial es elaborar e implementar antes del fin de 2021 un Plan de Humanización con el objetivo de promover, desarrollar y desplegar actuaciones institucionales que garanticen la humanización de la asistencia sanitaria.

La segunda medida es la elaboración de un Proyecto de Ley de Derechos y Garantías al Final de la Vida, que garantice unos cuidados paliativos de calidad y mejore la información de los pacientes sobre la posibilidad de manifestar voluntades anticipadas.

En sexto lugar los expertos han incorporado 28 medidas sobre 'Fomento de la investigación, la docencia, la formación y avance en los mecanismos de evaluación del sistema y sus resultados', con varias ideas novedosas, como por ejemplo aumentar la capacidad docente del sistema, en especial, de aquellas especialidades más deficitarias, utilizando la máxima capacidad formativa y presentando un sistema de certificación y reconocimiento de la figura del tutor principal y de los tutores colaboradores.

Otras ideas se centran en promover acuerdos entre SACYL y las universidades para que los estudiantes de medicina y enfermería incluyan en sus rotaciones centros de salud rurales, o la inclusión de una asignatura obligatoria de medicina y enfermería de familia y comunitaria en los planes de estudios de ambos grados de las universidades de Castilla y León.

El séptimo y último bloque se ha titulado 'Propuestas de mejora de la financiación de la sanidad, mejoras de la eficiencia y propuestas en relación con la compensación que se debe abonar a la sanidad privada por los servicios prestados', y se centra en distribuir el fondo de 250 millones acordado en las Cortes regionales.

Se propone además alcanzar progresivamente un gasto sanitario en relación con el PIB no inferior a la media de la Unión Europea.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento