El día de la marmota
El adiestrador Ben Hughes sostiene a la marmota de Punxsutawney en Pensilvania, EE UU (EFE).

Phil, la marmota más famosa del mundo, vio este lunes reflejada su sombra, lo que significa, según la tradición de la localidad estadounidense de Punxsutawnew, que a este frío invierno todavía le quedan seis semanas más.

Cuenta la leyenda que el 2 de febrero las marmotas se despiertan brevemente de su hibernación, y si al salir al aire libre se puede ver su sombra sobre el terreno, el invierno durará al menos seis semanas más.

La tradición se remonta a 1887 y tiene sus raíces en el festival céltico de Imbolc, que celebraba la fertilidad
Phil emergió de su madriguera después del amanecer ante 13.000 personas que asistieron a este peculiar encuentro. Muchos acudieron vestidos de negro y dorado, para celebrar la victoria del equipo de fútbol americanos Pittsburgh Steelers en la final de la noche anterior.


El ritual anual se lleva a cabo en la Gobbler´s Knob, una pequeña colina en la población de Punxsutawney (Pensilvania), un municipio de unos 6.100 habitantes a unos 100 kilómetros al noroeste de Pittsburgh.

Durante todo el día hay celebraciones en este pueblo para conmemorar esta tradición que se remonta a 1887 y tiene sus raíces en el festival céltico de Imbolc, que celebraba la fertilidad, y que se convirtió, con la llegada del Cristianismo a las islas británicas en la celebración de Santa Brígida.

En Estados Unidos, Phil es una celebridad y tiene su propio club de seguidores, el Punxsutawney Groundhog Club, cuyos miembros son los encargados de llevar a cabo la ceremonia para la que se visten con chisteras y esmoquin.

Sin sombra en 15 ocasiones

Esta ceremonia se hizo popular gracias a la comedia Groundhog Day (1993) (Atrapado en el tiempo), protagonizada por Bill Murray y Andie MacDowell.

Según la web del Punxsutawney Groundhog Club, desde que Phil comenzó a desempeñar su papel como "meteorólogo" ha visto su sombra proyectada en el suelo 98 veces, en 15 ocasiones no la vio, y faltan los registros de nueve años.

Así que si sus predicciones no fallan, tras la ola de frío y nieve que afectan a la zona noreste del país, los estadounidenses tendrán que prepararse para unas semanas más de frío.