La Cámara de Representantes de EE UU aprueba el plan de estímulo de Obama

  • Está valorado en 819.000 millones de dólares (625.000 millones de €).
  • Incluye recortes tributarios para las familias y pequeñas empresas, inversiones en infraestructura y programas sociales.
  • Ha sido aprobado por 244 votos a favor y 188 en contra.
  • La minoría republicana lo considera costoso e ineficaz.
Obama se dispone a atender a los medios tras la reunión con un grupo de empresarios para tratar la crisis (EFE)
Obama se dispone a atender a los medios tras la reunión con un grupo de empresarios para tratar la crisis (EFE)
EFE

La Cámara de Representantes de EE UU ha aprobado este jueves, en medio de agrias disputas partidistas, un plan de estímulo económico de 819.000 millones de dólares (625.000 millones de euros) para hacer frente a la peor crisis económica en el país desde la Gran Depresión.

Con 244 votos a favor y 188 en contra, los legisladores aprobaron un plan que incluye recortes tributarios para las familias y pequeñas empresas, inversiones en infraestructura y programas sociales en los próximos dos años.

La votación definitiva se produjo pasada la medianoche hora española, momentos después de que se derrotara una alternativa presentada por la minoría republicana, que ha tachado el plan de estímulo de costoso e ineficaz para espolear la maltrecha economía.

Entretanto, el Senado prevé comenzar a debatir su versión del plan la próxima semana.

El plan ante la cámara baja, de 647 páginas, tiene el objetivo de crear o preservar entre tres y cuatro millones de empleos, más inversiones en la infraestructura nacional y en proyectos energéticos, y ayudas para los desempleados y para los gobiernos locales y estatales.

500 dólares para cada trabajador

En total, el proyecto de ley incluye poco más de 365.000 millones de dólares para la infraestructura nacional, 180.000 millones de dólares en ayudas para los desempleados y para otros programas sociales, y 275.000 millones en recortes tributarios que incluiría un crédito de 500 dólares para cada trabajador.

El presidente del país, Barack Obama, que esperaba un apoyo bipartidista al plan, insistió en que en la economía atraviesa un momento "peligroso" y que "no hay tiempo que perder". El martes, siete días después de su investidura, Obama se desplazó al Capitolio para persuadir a sus detractores republicanos.

Pese a los intentos de Obama, éstos presentaron una alternativa con más recortes tributarios y que, a su juicio, costaría menos y duplicaría la creación de empleos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento