Autobús con publicidad de una tienda erótica.
El autobús con la publicidad de una tienda erótica. S. R.

La disputa en forma de publicidad incrustada en los autobuses y que mantienen desde hace un par de semana asociaciones de ateos y cristianos está dando mucho juego. Desde que se pusieron en marcha, diversas empresas se han sumado al carro y han lanzado campañas haciendo referencia, de forma humorística, a la existencia o no de Dios.

Seas ateo o creyente, Vila Condoni sí existe, disfruta de la vida

La última en apuntarse es una tienda erótica de Viladecans. El lunes empezó a circular un autobús, el de la línea L-86, que circula entre esta localidad y Barcelona, con el lema: «seas ateo o creyente, Vila Condoni sí existe, disfruta de la vida». «Llevábamos semanas con las polémicas de los buses ateos, y pensamos en hacer algo gracioso», explica Sergio Roca, copropietario de la tienda, a 20 minutos.

En principio, la publicidad tenía que recorrer las calles durante un mes. Pero ahora parece que no será así. Fuentes de la empresa Mohn han asegurado que van a retirar la publicidad.  Alegan que, según fijan sus estatutos, en sus autobuses no se pueden lucir mensajes políticos o alusiones a creencias religiosas.

Por otra parte, La Unión de Ateos y Librepensadores cree que la declaración de los obispos españoles por la campaña de los autobuses ateos es una falta de respeto que ofende a los que no tienen convicciones religiosas.