'Fringe (Al límite)'
El reparto de 'Fringe (Al límite)'. 20MINUTOS.ES

Fringe es la palabra que se usa para definir un tipo de ciencia que intenta buscar respuestas a fenómenos inexplicables como la levitación, la invisibilidad, la telepatía... y Fringe (Al límite)  es el título de la serie que estrena este lunes 12 en Canal +.

En Fringe (Al límite), Olivia Dunham (Anna Torv), es una agente del FBI que se ve forzada a trabajar con un científico experto en ciencia fringe para esclarecer una extraña proliferación de fenómenos inexplicables. El doctor Walter Bishop (John Noble) ha permanecido recluido en un centro mental durante diecisiete años y su mente divaga demasiado, lo que obliga a la agente a pedir ayuda al hijo de éste, Peter Bishop (Joshua Jackson).

La idea de Fringe (Al límite) surgió "básicamente pasando el rato, hablando de las cosas que nos encantaban de niños"

Esta serie es la nueva serie revelación de la temporada surgida de la genial mente de J. J. Abrams, actualmente uno de los creadores más prolíficos de la industria estadounidense que ya cuenta en su haber con series de innegable éxito como Alias, Felicity o Perdidos. Tras su incursión en el cine con la película Star Trek (estreno en 2009) regresa a la televisión con su línea habitual de probar temáticas nuevas y nunca repetirse.

Según él mismo ha declarado, la idea de Fringe (Al límite) surgió "básicamente pasando el rato" con Roberto Orci y Alex Kurtzman con quienes ha escrito Star Trek. "Nos pusimos a hablar sobre hacer una serie juntos, y la idea salió tras interminables discusiones sobre las cosas que nos encantaban cuando éramos niños, sobre cuáles eran los programas que nos inspiraban, sobre qué queríamos ver... cosas como estas", confiesa el creador.

El capítulo piloto de la serie, de una hora y media de duración, desbancó a Perdidos como el episodio piloto más caro de la historia de la televisión con un coste de diez millones de dólares. La trama comienza cuando un avión llega a Boston con la tripulación y todos los pasajeros muertos en extrañas circunstancias.

La sorpresa fue máxima cuando en el segundo capítulo la cifra aumentó hasta los 10 millones de personas viendo el programa.

Con este primer capítulo Fringe (Al límite) no sólo se va a convertir en una serie de culto para los fans incondicionales de Mulder y Scully de Expediente X, también va a conquistar a nuevos seguidores por sus originales casos e impresionantes efectos especiales a lo largo de sus trece episodios. Marcará un antes y un después.

Esta producción ha conseguido captar a la audiencia estadounidense desde el primer y millonario capítulo. En su estreno, la serie obtuvo un 10% de cuota de pantalla, lo que se traduce como 9,6 millones de espectadores; pero la sorpresa fue máxima cuando en el segundo capítulo la cifra aumentó hasta los 10 millones de personas viendo el programa (11% de share). Actualmente, en Estados Unidos se está emitiendo el décimo capítulo.