Javier Estrada: "Soy el hombre que más amigos millonarios tiene"

  • El presentador convertirá en millonarios a los españoles.
  • Repartirá cada semana en Antena 3 un premio de 500.000 euros.
  • 'Rico al instante' "promete finales muy emocionantes y emotivos", dice Javier Estrada en la entrevista.
El presentador catalán se pone al frente de un nuevo concurso.
El presentador catalán se pone al frente de un nuevo concurso.
ANTENA 3

La cuesta de enero ya no será un problema para los participantes de Rico al instante, el concurso que Antena 3 estrena el próximo sábado a las 21.45 horas. Javier Estrada será el encargado de entregar el mayor premio semanal de la televisión: 500.000 euros.

¿En qué va a consistir Rico al instante?

Es el buscador de fortuna del futuro, el reality del mañana. Vamos a trabajar la realidad en cuanto a la sorpresa que va a provocar este programa, metiendo en la casa de alguien una unidad móvil y dando un premio tan suculento como 500.000 euros.

Empecé entregando tostadoras en un canal local

¿De verdad van a llamar a la puerta de alguien sin que lo sepa?

Ése es el reto, es un despliegue enorme, son cinco equipos con dos pick up, una unidad móvil, una ambulancia, un equipo de seguridad... es bastante vistoso e impresionante, pero el despliegue formal se hace una vez que se ha llamado a la puerta del afortunado. Antes entra un reportero con un camarógrafo, de puntillas, hasta la puerta. El factor sorpresa no puede fallar.

¿Y lleváis una ambulancia?

Sí, se prevén los patatuses (risas). No queremos que se nos escape nada.

Dar el mayor premio semanal de la tele tiene que ser gratificante...

Sí, mucho, pero todos queremos que los 500.000 euros no sean nada en comparación con el mes que viene. Éste es un premio que se recoge del público y si tenemos éxito con el público y con los participantes el premio se podría convertir en 2 millones de euros dentro de un mes o mes y medio.

¿Y cómo se lleva uno el premio?

Un programa informático elige de forma aleatoria cinco destinos entre los participantes y a las cuatro de la tarde salen los equipos a surcar la geografía española. A las diez de la noche se conecta con esas cinco puertas, se llama y después se les somete a una serie de pruebas para que consigan el favor del público y ser ganadores del premio.

¿Los otros cuatro no ganan nada?

El quinto, cuarto y tercer participantes se llevan 30.000 euros y de los dos finalistas uno gana los 500.000 euros y el otro no se lleva nada. Promete finales muy emocionantes y emotivos.

Lo que más me gusta de mi trabajo es hacer feliz a la gente

¿Puedo coaccionarle de algún modo para que venga a mi casa?

Bueno, eso es súper negociable (risas). Constantemente he tenido la oportunidad de ser corrompido, porque los concursantes todos quieren ser mis amigos (risas). Siempre digo que soy el hombre que más amigos millonarios tiene.

Le está yendo muy bien...

He tenido la suerte de que confiaran en mi desde el principio. Empecé entregando tostadoras en un canal local y seguimos evolucionando hasta llegar Al pie de la letra, donde hemos llegado a repartir 185.000 euros.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Poder hacer feliz a la gente, ya no sólo cambiando la vida de algunas personas, o regalando 500.000 euros, sino hacer sonreír a alguien, que la gente tenga una forma sana de entretenerse.

¿Qué hay que tener para ser un buen presentador de televisión?

Yo soy un novato. De lo que veo a otros profesionales me gusta la empatía que tienen con la gente, cómo entran en los hogares.

No me preocupan las audiencias sino intentar hacer bien mi trabajo cada día

¿Un premio así de alto añade presión con las audiencias?

A mi no me preocupan las audiencias, eso es trabajo de otras personas. A mi me corresponde intentar hacer bien mi trabajo y mejorar cada día. Tenemos que intentar que la audiencia nos siga porque le estamos dando algo novedoso, que engancha.

¿Es importante ser guapo para trabajar en la tele?

Creo que es importante que haya buenos maquilladores (risas). Tiene más que ver con la empatía que transmitas. Lo de ser guapo es lo primero que van a ver, es una tarjeta de visita, pero yo no me he considerado nunca especialmente guapo.

O sea, que a usted no le pasa como a Cantizano, que le besuquean las señoras mayores...

(Risas) La tele embellece mucho, pero es más un cariño familiar. Es más importante el cariño que transmites. Muchas veces hay pivones que acabas aborreciendo por su carácter.

BIO: 1976, de Barcelona. Deportista nato, fue tenista profesional hasta los 24 años. Le quedan 3 asignaturas para terminar empresariales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento