La madre de Carla Bruni está encantada con su yerno, Nicolas Sarkozy

  • Lo describe como un hombre inteligente y valiente.
  • Defiende que lo que le une a su hija es una "historia de amor".
  • Relata que también a ella le envía flores.
Carla Bruni y Nicolas Sarkozy, en una foto tomada en 2008 (KORPA).
Carla Bruni y Nicolas Sarkozy, en una foto tomada en 2008 (KORPA).
KORPA

"Un genio, un volcán de ideas, un hombre con una inteligencia y una agilidad poco comunes y, además, muy sentimental". Así describe la madre de Carla Bruni, Marisa Bruni Tedeschi, al esposo de su hija, Nicolas Sarkozy , a lo largo de una exhaustiva entrevista que esta semana publica la revista ¡Hola!

Sarkozy es un genio, es un volcán de ideas

Marisa está realmente encantada con este yerno que, en ocasiones, le "manda un ramo de rosas" con una nota: "¡Qué haríamos sin ti!", y se congratula de que una de sus vástagas haya "ascendido al trono" al lado de un hombre "que la adora y al que adora".

Definitivamente, Sarkozy "ha llegado a la vida de Carla como llovido del cielo", explica la madre de la primera dama francesa, "está siempre atento (...) es un hombre fuerte y valiente en el que uno puede apoyarse".

Por su parte, Marisa describe a la ex modelo como trabajadora, metódica, sencilla y como una mujer que a pesar de "poder permitirse una vida cómoda, ha preferido implicarse a fondo en su campo".

También defiende su "historia de amor" verdadera con Sarkozy, que se gestó en noviembre de 2007, en casa de Jacques Séguéla, rey de los publicistas franceses. El político acaba de divorciarse de su mujer, relata Marisa, que además le fascinó que el dirigente galo fuera a su casa para pedirle la mano de su hija, a la vieja usanza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento