Caquis, judías verdes, kiwis, coliflor... ¿Qué frutas y verduras están de temporada en octubre?

  • Entre las frutas de temporada de octubre encontramos menos frutas, pero gran cantidad de verduras.
  • Frutas como el melocotón, la ciruela o la nectarina dejan paso a la granada, el caqui o la chirimoya. 
Muy rica en antioxidantes, a la granada se le atribuyen beneficios cardiovasculares, depurativas e incluso protectoras del intestino
Muy rica en antioxidantes, a la granada se le atribuyen beneficios cardiovasculares, depurativas e incluso protectoras del intestino
Steve Buissinne / Pixabay

Metidos de lleno en el otoño, decimos hasta el año que viene a las frutas veraniegas para abrir las puertas a las otoñales, que son menos, pero igual de saludables. En la cesta de la compra sí encontramos gran cantidad de verduras de temporada, que encontraremos a mejor precio. Y es que, además de más baratas, las frutas y verduras de temporada son más ecológicas y ayudan a potenciar la economía local.

Frutas

Caqui. Se ha convertido en una de las frutas más populares del otoño, y se lo ha ganado a pulso, pues, además de se bastante asequible, tiene infinidad de propiedades, como su alto contenido en betacarotenos, y capacidad para combatir tanto el estreñimiento como la diarrea. También es roca en vitamina C y potasio, por lo que es muy recomendada en caso de hipertensión.

Chirimoya. Cremosa y deliciosa, la chirimoya es una fruta muy dulce, por lo que su cantidad de azúcar es superior a la de otras. También posee gran cantidad de vitaminas del grupo B, C, y minerales como potasio, calcio, magnesio y hierro, por lo que es ideal para combatir la anemia y fortalecer huesos y músculos.

Granada. Esta fruta mediterránea es famosa, además de por su sabor y su aspecto, por sus enormes propiedades. Rica en fitoquímicos como flavonoides, antocianinas o elagitaninos, a su consumo se le atribuyen beneficios cardiovasculares, depurativas e incluso protectoras del intestino. Además, es muy ligera.

Kiwi. Es una de las frutas más típicas de la temporada otoño-invierno, popular sobre todo porque ayuda a combatir el estreñimiento. Pero, además, es rica en potasio, ácido fólico, vitamina E y, sobre todo C, más abundante en ella que cualquier cítrico.

Limón. Algunos lo llaman la ‘fruta medicina’, pues, aunque su sabor no es el mejor para comérselo a bocados, sí es un gran aderezo y se le atribuyen multitud de beneficios, desde ayudaros a hacer la digestión y combatir infecciones respiratorias, hasta combatir la anemia, pues favorece la absorción del calcio.

Mandarina. Más dulce y con menos vitamina C que otros cítricos, la mandarina es una fruta presente en los supermercados hasta finales del invierno. Una buena noticia teniendo en cuenta que es muy rica en antioxidantes como el betacaroteno y ayuda a evitar el estreñimiento y a retener líquidos, entre otras propiedades.

Mango: Roca en vitaminas A, C y E, es una suerte que en esta época del año no tengamos que importarlo y podamos consumirlo a un precio más asequible. Entre sus propiedades, proteger la piel y las mucosas, prevenir los calambres y favorecer el buen funcionamiento de los riñones.

Manzana. Pocas cosas hay más placenteras que comerse a bocados una manzana dulce y turgente… Y es que, en cada uno, además de un excelente sabor sea cual sea su variedad, estamos mordiendo salud gracias a su bajo contenido en azúcar, su famosa fibra peptina que nos ayuda a regular el tránsito intestinal, a su digestividad…. Incluso nos ayuda a proteger los dientes.

Pera: Digestiva, diurética, ligera… Esta sencilla fruta es una de las favoritas de los niños debido a su sabor dulce y neutro. También ayuda a combatir el estreñimiento y el ácido úrico.

Plátano: A pesar de su mala fama, el plátano no engorda. Aunque es cierto que tiene más calorías que la media de las frutas, lo compensa con creces con sus propiedades para prevenir calambres, combatir la diarrea y otras molestias digestiva y estomacales. Además, contiene gran cantidad de magnesio y potasio y sus cáscaras son excelente abono para las plantas.

Uva: La uva es otra fruta a la que podríamos calificar casi de medicina, pues sus propiedades son casi innumerables: diurética, favorece el tránsito intestinal y muy ricas en antioxidantes y una serie de fitonutrientes con gran poder antiinflamatorio.

Calendario de frutas y verduras de temporada de octubre elaborado por Soydetemporada.es
Calendario de frutas y verduras de temporada de octubre elaborado por Soydetemporada.es
soydetemporada.es

Verduras

Acelga: Esta verdura de hoja verde es de las pocas que está presente todo el año gracias a su gran resistencia y adaptabilidad a casi cualquier clima. Una suerte teniendo en cuenta que es rica en vitaminas en vitaminas C, A, E y B, especialmente en ácido fólico. También es fuente de calcio y ayuda a evitar la anemia y el estreñimiento.

Ajo: Si el ajo se conserva bien todo el año es para que lo consumamos durante todo el año. Muy valorado en la cocina debido a su sabor, el ajo sirve también para elaborar todo tipo de remedios naturales para combatir virus, bacterias e incluso las verrugas.

Berenjena: Dejará de estar de temporada el mes que viene, así que nos queda octubre para consumirla en todo su esplendor en cuanto a sabor y propiedades, que son muchas, desde su capacidad para eliminar líquidos, su gran riqueza en ácido fólico o los fitonutrientes que contiene, que ayudan a regular el colesterol y la diabetes.

Boniato. Este mes entra en nuestras cocinas una de las hortalizas con más propiedades. Se trata del boniato o batata, una ‘patata naranja’ con un poco más de calorías y muchos más beneficios. Entre ellos, su enorme cantidad de betacarotenos (provitamia A), pues solo 100 gramos cubren nuestras necesidades diarias. También es un poderoso antioxidante, desintoxicante y antinflamatorio.

Brócoli. Algunos lo califican de ‘superalimento’ por la enorme cantidad de nutrientes que contiene, como calcio, potasio, fósforo, hierro, vitaminas del grupo B, yodo o zinc, entre otros. Entre sus propiedades, que ayuda a combatir la anemia, y sus glucosinolatos, que estimulan el sistema inmunitario para que elimine las células tumorales.

Calabaza. La humilde calabaza sirve para mucho más que para adornar la fiesta de Halloween, pues es además una hortaliza versátil, deliciosa y con muchos beneficios. Además de la gran cantidad de betacarotenos que delatan su color naranja, tiene vitaminas antioxidantes que nos ayudan a cuidar la salud digestiva, cardiovascular e incluso el sistema urinario.

Cebolla: Muy apreciada en cocina por su versatilidad, la humilde cebolla contiene gran cantidad de oligoelementos y fitonutrientes, quercetina, un antioxidante con propiedades antiinflamatorias y antialérgicas. Sus componentes azufrados, esos que nos hacen llorar, tienen efectos depurativos, bactericidas y fungicidas.

Coliflor: Este mes empieza a estar de temporada la coliflor, una verdura con muy mala fama por ser indigesta y flatulenta, pero con unas propiedades que la hacen indispensable en cualquier dieta, pues posee una gran cantidad de vitamina C, vitaminas del grupo B -necesarias para el sistema nervioso- y contiene dos potentes antioxidantes, glucosinolatos e isotiocianatos, que se cree que ayudan a detener el crecimiento de las células cancerígenas.

Endivia: Su característico sabor amargo se lo debe a la intibina, una sustancia que ayuda a proteger el hígado. Además, posee una gran cantidad de ácido fólico y es una gran fuente de ácido fólico (vitamina B9) y de provitamina A.

Espinacas: Es mejor comerlas crudas o muy poco cocinadas para que conserven todas sus nutrientes, que son muchos, como una gran cantidad de ácido fólico, hierro y antioxidantes. Esta popular verdura es, además, una gran aliada del hígado y muy eficaz contra el estreñimiento.

Judías verdes: Este mes se acaba la temporada natural de esta verdura rica en vitamina C y B, que ayuda a prevenir el colesterol y contribuye a tener los huesos fuertes.

Lechuga: En otoño apetecen menos las ensaladas, pero no nos arrepentiremos si, a pesar del fresquito, las incluimos en nuestra dieta también en esta época del año debido a su alto contenido en minerales, como el potasio y el calcio, y a su acción depurativa y digestiva.

Pimiento: Otra verdura que se va despidiendo de la temporada, aunque continúa estando en los supermercados, es el pimiento, una de las verduras más ricas en vitamina C y en antioxidantes, sobre todo carotenos, que cuidan de la piel y las mucosas, también las del estómago, por eso, salvo fritos, son muy digestivos.

Puerro: Salvo en verano, el puerro está disponible el resto del año. Una suerte poder contar con una verdura con propiedades depurativas y que, además contribuye al buen funcionamiento del aparato circulatorio y respiratorio.

Rábano: Rico en vitamina C y potasio, el rábano pertenece a la familia de las brasicáceas, alimentos con propiedades antimicrobianas, antioxidantes, expectorantes, depurativas e inmunoestimulantes. Además, protege las mucosas y previene la artritis y la anemia.

Remolacha: Con vitaminas del grupo B, ácido fólico, fósforo, hierro y yodo, la remolacha es un vegetal que puede ayudarnos en varias funciones del organismo como la vista y el aparato circulatorio. De hecho, la betanina el pigmento rojo que da color a la remolacha es un flavonoide que favorece la circulación, sobre todo la de los vasos sanguíneos más finos, como los de los ojos. También es buena para la hipertensión.

Repollo. Al igual que ocurre con la coliflor, sus compuestos azufrados pueden hacerlo flatulento, lo que se soluciona desechando la primera agua de su cocción. Gases aparte, la col es un gran alimento rico en vitamina C, ácido fólico, fibra y agua, lo que la convierten en un gran aliado contra el estreñimiento.

Tomate: La temporada del tomate de huerta llega a su fin y, aunque sea omnipresente en los supermercados, no estará tan sabroso ni conservará todas sus propiedades, como ser bajo en calorías, muy rico en fibra, agua, varias vitaminas y minerales como potasio, fósforo o magnesio y en licopeno, un potente antioxidante gran aliado de la salud del corazón.

Zanahoria: Es la hortaliza más rica en betacarotenos, como se intuye por su color naranja. Además de este antioxidante, es rico en otros que favorecen el buen funcionamiento de la vista, la piel y las mucosas. Es muy suave y digestiva y ayuda en caso de diarrea. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento