Un pueblo de Valencia desafía al frío de Nochevieja con una carrera en ropa interior

  • Esta peculiar tradición se remonta a más de 30 años atrás.
  • Se celebra en la localidad de La Font de la Figuera.
  • En la pasada edición la temperatura rondaba los cero grados.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA
Niños y mayores participan cada año en esta particular carrera en La Font de la Figuera (Valencia).
Niños y mayores participan cada año en esta particular carrera en La Font de la Figuera (Valencia).
20MINUTOS.ES

No hay mejor forma de dar la bienvenida al nuevo año que corriendo en ropa interior, o por lo menos así lo hacen algunos vecinos de La Font de la Figuera, una localidad del interior de Valencia, que no reparan en las temperaturas que se "disfrutan" por estos lares en estas señaladas fechas. En la pasada edición rondaban los 0 grados.

La idea partió de dos adolescentes hace 30 años
Aunque resulte un tanto curioso, esta peculiar "prueba atlética" se remonta a más de 30 años atrás. La idea surgió del ingenio de dos jóvenes de 13 años que decidieron hacer una
carrera en calzoncillos tras celebrar la entrada de año con sus respectivas familias.

Como pueblo tradicional que es, La Font de la Figuera ha hecho de una simple ocurrencia una costumbre que, año tras año, lleva a cientos de vecinos a despojarse de sus ropas para lucir palmito por las calles de la localidad.

La ropa interior debe ser de color rojo

Todo comienza al término de la cena de fin de año. Tras sonar las doce campanadas y comer las 12 uvas de rigor, los más aventureros cambian el traje de gala por una indumentaria más cómoda y atrevida. Ropa interior de color rojo, calcetines y zapatillas, no hace falta nada más, tan solo ganas de pasarlo bien, una dosis de valentía y "anticongelante especial" para afrontar el frío navideño.

La carrera se desarrolla íntegramente en la plaza del Ayuntamiento y, tras sonar el pistoletazo de salida, la diversión y la competición están aseguradas. Los corredores se dejan ver por la concurridísima plaza acompañados del clamor de los cientos de curiosos que acuden a animarlos.

Tras las dos primeras vueltas, los participantes reponen fuerzas en el puesto de avituallamiento habitual. Allí, los vecinos más generosos ofrecen a los osados participantes dulces navideños, cava para entrar en calor y bandejas de merengues, que los participantes utilizan para embadurnarse en una auténtica batalla campal.

Todos pueden unirse

Cualquier persona puede participar en la carrera, ya que no hay ninguna norma que impida que quien así lo desee pueda unirse a la fiesta. Incluso hace unos años, por primera vez, dos participantes femeninas se unieron a la carrera y su participación "fue tan aplaudida que se espera una pronta incorporación de la mujer a este evento", indican desde la organización. También un número creciente de niños acompañan a sus padres en esta noche especial, donde el color rojo de la ropa interior se convierte en el gran protagonista de la velada. CONSULTA AQUÍ MÁS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento