Justo después del 'Big Bang'
Recreación artística que muestra cómo pudo ser el universo justo después de producirse el 'Big Bang'. NASA

En el principio fue el Bing Bang ... o no. La teoría científica de referencia para explicar el origen del Universo tiene una competidora, y no es Dios, sino otra teoría igual de compatible con la razón científica. 

La denominada cosmología cuántica de bucles (loop quantum cosmology) está ganando argumentos a favor de una segunda posibilidad: que nuestro universo surgiera del colapso de un universo preexistente.

Las investigaciones sobre esta hipótesis han llegado a un nivel suficiente de madurez como para que puedan ser sometidas a una prueba experimental, y por lo tanto conocer su verdadero alcance. De llegarse a conclusiones positivas, el término Big Bang podría ser sustituido por otro, Big Bounce (Gran Rebote).

La principal novedad que aporta esta teoría sobre la teoría clásica es que en ella el Universo no surge a partir de un instante concreto, sino que es el resultado de expansiones y contracciones previas, tal vez sin principio ni final. Algo así como decir que no hubo nunca un principio como tal, sino un eterno y grácil bucle.  

La gravedad cuántica de bucles ha sido desarrollada por Abhay Ashtekar, Lee Smolin, Carlo Rovelli y otros físicos desde la década de los años ochenta. Javier Sampedro profundiza sobre la matería en El País.