Un juez de Arabia Saudí se ha negado a anular el matrimonio y conceder el divorcio a una niña de ocho años, a la que su padre obligó a casarse con un hombre de 58 años, al parecer como pago de unas deudas que su progenitor tenía con el que es a día de hoy su esposo.

"El juez se negó a pronunciarse sobre la demanda (presentada por la madre de la pequeña, que está separada del padre), estimando que no tiene derecho a efectuar tal petición y que la demanda deberá presentarla ella misma, una vez que alcance la pubertad", declaró el abogado de la demandante, Abdalá Jtili. "Ella aún no sabe que está casada", añadió el letrado, quien precisó que la niña estudia el cuarto año de la enseñanza primaria.

Matrimonio no consumado

Familiares de la niña aseguraron que el matrimonio no se ha consumado y que la niña sigue viviendo con la madre. Según estas mismas fuentes, el padre habría exigido que el matrimonio no sea consumado hasta que cumpla 18 años.

La niña aún no sabe que está casada

Por otra parte, el padre, con graves problemas financieros, podría haber entregado a su hija en matrimonio a cambio de que su yerno le pagara las deudas que tenía, que ascendían a 5.4000 euros.

La madre tiene previsto recurrir la sentencia ante el Tribunal de Apelaciones, la más alta instancia judicial del reino saudita.

Estos casos de matrimonios pactados con niños son frecuentes en los países árabes. El pasado mes de abril, fue noticia una niña yemenita también de ocho años. En este caso obtuvo el divorcio.