Liz, determinada a pararle los pies a Iván: "Encima de mí no te vas a cagar"

  • La prueba semanal ha servido como detonante.
  • El cántabro le reprochó una mirada que ella afirma no haberle dirigido.
  • "Muchas veces me he quedado callada... Pero esta vez no", se plantó la modelo.
  • ESPECIAL: TODO SOBRE GRAN HERMANO
Liz le planta cara a Iván.
Liz le planta cara a Iván.
20MINUTOS.ES

Cada vez más vientos huracanados agitan la casa de Guadalix conforme se aproxima la final, e Iván corre el riesgo de volar lejos de la cálida mansión-plató tras perder uno de sus últimos asideros: la dominicana Liz.

Los problemas entre ambos comenzaron cuando, preparando el vídeo de su prueba semanal, el cántabro reprendió a Liz por mirarle de "forma extraña", según informa Telecinco en su web.

Aunque la modelo intentó calmarle explicándole que no había sido su intención mirarle de ninguna forma, ya que estaba prestando atención a sus ideas, Iván reaccionó agresivamente, a la defensiva. "Yo ya sé cómo son esas miraditas...", disparó.

"Ya sabes cómo es, luego hablaréis y lo arreglaréis", intentaba consolar Orlando a Liz pocas horas después, pero esta vez la dominicana no parecía estar dispuesta a ceder de nuevo. "Yo no voy a hablar con Iván: no le dije nada, ni siquiera le miré", afirmó la modelo.

"Muchas veces me he quedado callada porque sé que él es así, pero esta vez no. Tampoco le nominaré por eso, pero ni voy a ser amiga de él, ni voy a entrar en el juego de víctima", añadió con firmeza.

Sin embargo, la tempestad arreció durante la noche y la prueba volvió a desencadenar una tormenta de truenos cuando Iván reprendió nuevamente a Liz. "Yo te quiero decir a ti cuatro cosas, pero no voy a montar ningún número, que aquí cuando no se hace lo que tú dices montas el número", estalló Iván, muy alterado, mientras discutían por el vídeo que debían realizar.

Liz, colmada, le respondió citando la Biblia ("Tú ves la paja en el ojo ajeno, pero no ves el tono con el que hablas al resto"), pero después de que la sabiduría de las Escrituras no sirviera para hacer entrar en razón al cántabro, optó finalmente por cruzar la línea que separa la alianza de la rivalidad.

"Te gusta cagarte en la gente, y encima de mí no te vas a cagar", advirtió, plantándole cara al modelo, antes de lanzarle una penúltima frase de desprecio. "Te estás volviendo loco".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento