El futuro del Palacio del Sur parece despejarse gracias a la llegada a Córdoba, como caídos del cielo, de 57,2 millones de euros del fondo estatal para inversiones locales. El primer teniente de alcalde, Rafael Blanco, asegura que este dinero comprometido por el Gobierno central sólo puede emplearse en obras de pequeño y mediano tamaño cuyo coste no sobrepase los cinco millones de euros y no tengan un tiempo de ejecución superior a un año.

Este dinero posibilita que el Ayuntamiento no tenga que gastar tanto en 2009 en cuestiones como el arreglo de calles o la creación de nuevos equipamientos, fines para los que está pensado este fondo extraordinario aprobado por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Las obras financiadas con este fondo no pueden superar los cinco millones de euros

De esta manera, según Blanco, «se facilita la financiación municipal» del futuro centro de congresos, principal proyecto de cara a la candidatura para ser Capital Cultural Europea en 2016.

Los últimos cálculos hechos por la Gerencia de Urbanismo señalan un coste total de 67 millones de euros, aunque aún están por cerrar las aportaciones de la Junta y el Gobierno central.

Eso sí, esto supondrá que la inversión que haga directamente el Ayuntamiento en los barrios el año que viene se verá reducida por los fondos aportados de manera extraordinaria por el Estado. El también responsable municipal de Cultura apunta que se creará una comisión para decidir a qué proyectos se destinará el dinero del Ejecutivo central.

Lo que parece claro es que la mayor parte se reservará al arreglo de calles y a la construcción de equipamientos. El Ayuntamiento tiene desde el 10 de diciembre hasta el 20 de enero de 2009 para comunicar los proyectos.

Otro año sin presupuestos

Ya casi se ha convertido en una costumbre que comience un nuevo año sin que el Ayuntamiento apruebe a tiempo sus presupuestos. No habrá una excepción en 2009. El primer teniente de alcalde, Rafael Blanco, indica que la Junta de Gobierno Local dará su visto bueno a las cuentas antes de que acabe el presente año, pero será imposible que el pleno las apruebe como paso previo a su entrada en vigor.

La principal consecuencia de este retraso es que muchas inversiones municipales quedan en suspenso hasta que los presupuestos no son oficiales. El edil señala que se están ultimando cada una de las partidas.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA