El ciudadano chino cuyo cadáver fue hallado el pasado viernes a las afueras de Almendralejo (Badajoz), murió a consecuencia de varios disparos de escopeta, según ha confirmado hoy la Delegación del Gobierno en Extremadura. 

Se ocupaba del reparto domiciliario de la comida

En un comunicado, la misma fuente ha indicado que siguen tomando declaración a gente del entorno de la víctima -A.C., de 34 años- para esclarecer los hechos y detener al autor o autores.

La víctima trabajaba en el restaurante de comida china "Pekín", de Almendralejo, donde residía desde hace años junto a su esposa, con la que tuvo una hija que vive en China, según informaron fuentes del establecimiento.

Ahora se ocupaba del reparto domiciliario de la comida y semanalmente se desplazaba a Zafra a participar en un juego chino con cuatro o cinco compatriotas, según estas fuentes, que le definieron como una "buena persona".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BADAJOZ