Consumo de vodka en Rusia
Cartel de propaganda de la época soviética con el mensaje "¡Deja el vodka!" (ARCHIVO) ARCHIVO

La crisis financiera global está golpeando tan duro en todo el mundo que hasta los rusos están disminuyendo su consumo de vodka.

Los excedentes no vendidos de vodka en Rusia a principios de este mes eran seis veces mayores que hace un año, debido a que las fábricas están produciendo esta bebida alcohólica a un ritmo mucho mayor del que pueden venderlo, según revelaron este lunes fuentes de la industria.

"La gente tiene que ahorrar dinero, incluyendo lo que gastan en bebida, y esto está directamente conectado con el impacto de la crisis económica y su efecto en los ingresos", señaló Pavel Shapkin, presidente de la Asociación Nacional del Alcohol (ANA).

Sucedáneos peligrosos

El problema es que son muchos los que están sustituyendo el vodka por otros sustitutos alcohólicos menos fiables que pueden encontrarse en el mercado a precios mucho más asequibles. Según la ANA, en septiembre se incrementaron en un 1,4% las muertes por intoxicación alcohólica en el país.

De acuerdo con datos de la industria del alcohol rusa, 8,2 millones de decilitros de vodka (más de medio litro por persona, en un país de 151 millones de habitantes donde se consume una media de 15 litros de alcohol puro por cabeza al año), quedó almacenado y sin vender a fecha de 1 de noviembre. Se trata de un volumen sin precedentes en la Rusia moderna.

La producción de alcohol en Rusia cayó en octubre un 15%

Una firma local de análisis y estadística, TslFFRA, asegura, por otra parte, que la producción de alcohol en Rusia cayó en octubre un 15% a causa de la poca demanda.

La economía rusa es una de las que más están sufriendo los efectos de la crisis global. El mercado financiero de este país ha perdido alrededor del 70% de su valor desde mayo y los trabajadores están padeciendo congelaciones salariales.

El vodka supone el 70% de las bebidas alcohólicas que se consumen en Rusia.