Investigador de UNIR recomienda "negociar" un plan "gradual" de reducción uso internet de jóvenes tras el confinamiento

El doctor en Psicología Social e investigador principal del grupo de Ciberpsicología de UNIR, Joaquín González Cabrera, ha recomendado "negociar" un plan de reducción "de forma gradual y consensuada" del uso de internet de los jóvenes tras el confinamiento.
El dato se acompaña con la triste noticia de encabezar la lista de países europeos con más casos de adicción a WhatsApp y a internet entre los adolescentes
El dato se acompaña con la triste noticia de encabezar la lista de países europeos con más casos de adicción a WhatsApp y a internet entre los adolescentes
ISTOCK - Archivo

En una entrevista a Europa Press, el psicólogo ha apuntado que "si tenemos a algún niño que ha estado conectado ocho horas, hay que bajarlo a siete, luego a seis, cinco, y así hasta llegar a un uso recomendado de dos horas".

Gómez Cabrera ha indicado que durante el confinamiento "todos hemos tenido una sobreexposición a las pantallas que hemos visto como normalizado y adaptativo". "Imaginarnos un confinamiento sin internet hubiera sido algo más duro y habría hecho saltar todavía más bisagras familiares, aumentando aún más problemas filioparentales de violencia", ha añadido, para a continuación señalar que la situación ha generado "los problemas lógicos de estar metidos en espacios reducidos, con contacto continuo y sin demasiada interacción".

De hecho, ha apuntado que internet "cumplió su cometido y tuvo sus beneficios, pero ahora debemos volvemos a una situación de normalidad". En este punto, ha alertado que "han podido quedar diferentes hábitos y pautas que no son fácilmente modificables porque los chicos han cambiado conductas".

ESTUDIO

Precisamente, Gómez Cabrera ha avanzado los datos de un estudio que se publicará próximamente, realizado sobre 300 niños, un mes y medio antes del confinamiento, y durante este tiempo. Del mismo, se extrae que "se ha invertido la horquilla", ya que "cuando les preguntábamos cuantas horas de ocio dedicaban a internet, de lunes a viernes, un 23 por ciento decía que una hora, y un 5 por ciento más de cinco horas; y durante el confinamiento pasó al 5 por ciento menos de una hora y un 27 por ciento lo usaba más de cinco horas".

La misma pregunta, referida al fin de semana, reflejaba que "un 12,5 por ciento lo usaba menos de una hora, y un 11 por ciento más de cinco horas, mientras que durante el confinamiento solo un 6 por ciento lo usaba menos de una hora, y un 25 por ciento más de cinco horas". De hecho, un 48 por ciento de encuestados admitían "haber aumentado totalmente el uso de internet para ocio durante el confinamiento, frente a un 4 por ciento que decía que no".

USO "ADECUADO, SANO Y POSITIVO"

Ante esto, el investigador principal del grupo de Ciberpsicología de UNIR, ha destacado que hay que volver al mantra anterior de "hacer un uso adecuado, sano y positivo de la tecnología". "Hace falta planificar la situación, y a partir de ahí ver el uso real, ya que muchas veces existe una distorsión del uso de la tecnología, y el que lo está usa el tiempo le pasa rápido", por lo que propone que "se mida el tiempo" de uso que hacen, sobre todo, los jóvenes, a los que hay que invitar a "recuperar el grupo social" que tenían antes del confinamiento.

Además, Gómez Cabrera ha reclamado a los adultos que creen "canales de comunicación" y tener "empatía" con los adolescentes, porque éstos "construyen una realidad on line", y les hace falta una supervisión parental. Ha indicado, también, que "hay hijos que han reproducido un comportamiento de sus mayores, puesto que padres con un uso problemático de internet tiene hijos con un altísimo uso problemático de internet".

No obstante, para el doctor en Psicología es necesario "negociar un plan de reducción de forma gradual y consensuada", sin tener miedo al conflicto, porque es un término que "tememos, pero el conflicto es una situación de aprendizaje que viene encauzada hacia una solución positiva".

Finalmente, Gómez Cabrera ha destacado que "se nos ha olvidado que todo el mundo tenía una vida antes del confinamiento, por lo que es más sencillo volver a lo anterior que crear una rutina nueva".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento